Un hombre trans se llevó la sorpresa de su vida cuando antes de someterse a una cirugía de cambio de sexo descubrió que esperaba un bebé.

La historia se popularizó en Italia debido a que sería en primer caso en el país en que un hombre trans esté en embarazo.

“Marco”, como lo han llamado, tiene ya cinco meses de gestación.

Los especialistas ahora revisan con atención el caso ya que el hombre trans había comenzado ya su terapia hormonal masculinizante para acabar con la disforia de género que sentía.

El descubrimiento se dio durante estudios realizados en un hospital de Roma luego de que le hicieran una mastectomía (extirpación de pecho) y previo a una histerectomía (extirpación de útero).

Al momento del descubrimiento, “Marco” iba a dar uno de los pasos finales de su transición sin darse cuenta de su estado.

Luego se descubrió que su embarazo fue fruto de una relación voluntaria que tuvo con un hombre.

Ahora, los especialistas debe enfrentarse a las dificultades ligadas a la última fase de la transición y a la incertidumbre de los efectos que las terapias hayan podido causar en el feto.

“Un cuerpo femenino sometido a una terapia hormonal con testosterona no debería poder ser fecundado”, dijo a La República Matilde Vigneri, psiquiatra y psicoanalista, actualmente consultora de la clínica Disforia de Género de la Universidad de Palermo (Italia).

A pesar de ello, se espera que Marco continúe con su embarazo y se convierta en “madre biológica y padre legal”, informó el diario italiano La Repubblica.

Se trata del primer caso de “papá caballito de mar” en Italia (así se conoce a los hombres transgénero que llevan bebés).