El líder de Wagner, Yevgeni Prigozhin, ha anunciado este sábado que su grupo ha cruzado la frontera rusa y “están entrando” en la ciudad de Rostov, al sur del país.

“Ahora estamos entrando en Rostov. Las divisiones del Ministerio de Defensa, o mejor dicho, los reclutas, que fueron arrojados para bloquear nuestro camino, se hicieron a un lado” ha publicado Prigozhin en un audio en su cuenta de Telegram recogido por el portal de noticias Meduza.

Ha añadido que “no matamos niños, los niños son asesinados por (el ministro de Defensa Sergei) Shoigu, lanzando a la guerra a soldados sin entrenamiento, incluidos reclutas. Luchamos solo con profesionales”.

“Si alguien se interpone en nuestro camino, destruiremos a todos”, ha zanjado Prigozhin.

Todo ha comenzado este mismo viernes cuando la organización de mercenarios ha denunciado en su canal de Telegram que se había lanzado “un ataque con misiles contra campos de entrenamiento de Wagner” y que había dejado “muchas víctimas”. “El golpe ha sido asestado (…) por militares del Ministerio de Defensa ruso”, destaca el mensaje.

El Grupo Wagner ha advertido de que cuenta con hasta 25.000 paramilitares en sus filas y que van a “averiguar por qué está pasando este caos”, el cual aseguran “es verdad”. “Todos los que quieran pueden unirse. Debemos terminar con esta desgracia”, ha señalado la organización, agregando que es necesario “frenar el mal” dentro de la cúpula militar rusa.

Además, Wagner ha prometido “detener” al ministro de Defensa, Sergei Shoigu, a quien acusa de haber huido a Rostov para perpetrar un ataque armado desde allí contra el grupo paramilitar. “Esto no es un golpe militar. Esta es una marcha por la justicia”, ha zanjado.

Más tarde, el general de las Fuerzas Armadas rusas, Sergei Surovikin, ha hecho un llamamiento a los paramilitares de Wagner para que no hagan caso de las provocaciones de Prigozhin, quien estaría alentando una suerte de golpe militar.

“Las acusaciones difundidas en nombre de Yevgeny Prigozhin no tienen fundamento. En relación con estas declaraciones, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia ha abierto un caso penal por el hecho de llamar a una rebelión armada”, ha informado el Comité Nacional Antiterrorista, según ha recogido la agencia de noticias TASS.

El Código Penal ruso castiga con penas de prisión de entre 12 a 20 años la rebelión armada, que busca “derrocar o cambiar por la fuerza el sistema constitucional de la Federación rusa, así como violar la integridad territorial” de Moscú.

El secretario de prensa del líder ruso, Vladimir Putin, ha informado de que el fiscal general de la Federación Rusa, Igor Krasnov, ha presentado un informe a Putin en el contexto de iniciar un caso penal contra Prigozhin por un intento de organizar una rebelión armada y le ha explicado sobre la legalidad de las acciones legales

Tensión en Rostov por el grupo Wagner

Tras las amenazas del líder de Wagner de un posible golpe militar contra Moscú, varios medios locales han difundido imágenes en las que se muestran vehículos militares en el centro de la ciudad de Rostov, donde aparentemente se encuentra Shoigu, si bien esta información por el momento no es oficial, ha recogido el diario ‘The Moscow Times’.

Un corresponsal de la agencia de noticias TASS ha informado que el movimiento de vehículos se encuentra actualmente bloqueado en la autopista M-4 en dirección a la localidad de Aksai al norte de Rostov.

El flujo de tráfico se está dirigiendo de regreso a la ciudad y hay un incremento notable de puestos policiales, según ha explicado este mismo corresponsal.

Varios canales de Telegram también publican que Rusia ha puesto en alerta a sus tropas y que se han reforzado los controles fronterizos con las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, según ha informado el portal de noticias Meduza.

Asimismo, las fuerzas de seguridad rusas han empezado a bloquear y cortar calles en Rostov, donde aparentemente se está reforzando la presencia militar, y estaría en marcha un plan denominado ‘Fortaleza’, si bien la información por el momento es confusa.