La Policía australiana informó este viernes que decomisó unas 1,8 toneladas de metanfetaminas de cristal, la mayor incautación de esta droga en su historia, con un valor en el mercado negro de 1.600 millones de dólares locales (1.115 millones de dólares estadounidenses o 1.118 millones de euros).

“Los envíos y los camuflajes eran muy sofisticados”, dijo hoy la comisionada asistente de la Policía de la región de Nueva Gales del Sur, Erin Dale, en una rueda de prensa en Sídney, al comentar el hallazgo de la droga procedente de Oriente Medio, que estaba camuflada en losas de mármol.

Las autoridades australianas han detenido hasta el momento a tres personas, aunque no han podido desmantelar la mafia de narcotraficantes responsable de la importación de esta droga ilícita al país oceánico.

La incautación de este alijo de metanfetaminas de cristal por parte de la Policía de la región de Nueva Gales del Sur se realizó en dos operativos, el primero el mes pasado cuando se descubrieron más de 750 kilogramos de metanfetaminas de cristal, camufladas en losas de mármol, dentro de 24 contenedores al puerto de Sídney.

Asimismo, esta semana, las autoridades regionales realizaron otra incautación de 19 contenedores en la terminal marítima de Sídney, que contenían 1.060 kilogramos de esta droga, también camuflada en losas de mármol.

Por otro lado, las autoridades aduaneras informaron este viernes que hallaron 161 kilogramos de metanfetaminas de cristal y treinta kilogramos de cocaína camuflados dentro de un coche de la marca Bentley que procedían de Canadá.

En Australia, uno de los mayores consumidores del mundo per cápita de metanfetaminas, alrededor de 3,4 millones de habitantes, que representa casi el catorce por ciento de la población, consume drogas ilícitas, según datos oficiales.EFE