A la cárcel de Santo Domingo fue trasladado Óscar Eduardo M., de 23 años, detenido por estar supuestamente involucrado en la balacera de la parroquia Venus de Quevedo, donde Rafael Cujilán y Luis Banchen fueron asesinados.

Según informó la Policía, Óscar Eduardo tendría participación directa en el doble crimen, además ejercía las funciones de ‘comunicador’ en el grupo delictivo “Los Lobos”.
Precisamente por ser miembro de dicha organización criminal fue trasladado a Santo Domingo debido al riesgo que corría en la cárcel de Quevedo, donde el 97 por ciento de los presos serían parte de la banda de “Los Choneros”, se indicó.
La noche del crimen, más de 20 hombres llegaron hasta la calle Patria Nueva de la parroquia Venus para asesinar a Cujilán, alias ‘Macanaqui’, los balazos también alcanzaron a Banchen y tres personas más resultaron heridas.
Poco después Óscar Eduardo fue capturado en la vía a Buena Fe cuando estaba a bordo de una moto portando una radio Motorola.
La Policía dijo que el sujeto alertaba a los otros integrantes de la banda sobre la presencia policial en las vías.
En la audiencia, el juez le dispuso prisión preventiva.
La furgoneta abandonada en la vía habría sido usada también en la muerte violenta registrada el pasado 27 de diciembre en la parroquia El Guayacán, donde acribillaron a Jeremy Briones, de 18 años.
Al igual que lo ocurrido en la parroquia Venus, los criminales usaron fusiles.

La Policía indicó que grupos élites permanecen en Quevedo para realizar investigaciones y con apoyo de las unidades de antinarcóticos tratar de desarticular a estas bandas que tienen un enfrentamiento por la pelea de territorio y microtráfico.