La aparición de los cuerpos sin vida de dos reos de la cárcel de Esmeraldas está siendo investigada por la Policía y Fiscalía.

Los fallecidos aparecieron con señales de ahorcamiento en los baños del centro penitenciario. 

Ambos tenían pocos días de haber ingresado a esta cárcel.

Quienes hallaron a los reos fallecidos fueron los guías penitenciarios. 

Los fallecidos son: Tony Farfán de 26 años y Edwin Ayoví, de 19.   

Hugo Jáuregui, Jefe del distrito Esmeraldas dijo “aproximadamente a la 06h00, la Policía Nacional tuvo una alerta por parte de los señores guías, de que existían dos personas privadas de la libertad ahorcadas en los baños del pabellón B del centro de reclusión de varones”.

Las muertes se registraron horas después del amotinamiento en la penitenciaría del litoral de Guayaquil, que dejó 5 reos asesinados.

Según información policial, el pabellón en el que fueron hallados los cadáveres es controlado por la banda de los Tigretones.