Un estudiante ecuatoriano de la Universidad Zamorano de Honduras fue detenido por la presunta violación a dos alumnas de esa institución, informó este lunes la Policía Nacional del país centroamericano.

El ecuatoriano, de 19 años, fue detenido este domingo “de manera flagrante” en el campus de Zamorano, institución educativa que se localiza cerca de Tegucigalpa, la capital hondureña, según un comunicado de la Policía de Honduras.

“Cuando el imputado fue requerido se le hizo saber sus derechos y que se le seguirán diligencias por suponerlo responsable de la comisión del delito flagrante de violación” de dos alumnas de Zamorano, cuya nacionalidad no fue revelada, añadió.

La Policía hondureña señaló que las dos estudiantes cursan el primer año y que ya fueron “evaluadas por Medicina Forense”.

La Universidad Zamorano afirmó hoy en un comunicado que la supuesta agresión ocurrió en la víspera en las instalaciones de la institución, por lo que “actuó de forma inmediata”.

La institución educativa dio “asistencia debida a las personas involucradas y sus familias, procediendo conforme a lo establecido en la Ley, notificando a las autoridades”.

La Universidad Zamorano, que cuenta con más de 1.200 estudiantes de 21 países, indicó que está apoyando a las autoridades del Ministerio Público en la investigación y “motiva para que se esclarezcan los hechos a la brevedad posible”.

El presunto responsable está bajo custodia de las autoridades policiales, señaló Zamorano, institución que asegura “no permite ningún tipo de agresión en contra de sus estudiantes, pero también respeta la presunción de inocencia”.

“Zamorano condena enérgicamente cualquier acto de agresión contra sus estudiantes”, añadió la universidad Zamorano, que destaca además que uno de sus objetivos es la formación integral de profesionales en los sistemas agroalimentarios que aporten al desarrollo socio económico sostenible de Latinoamérica.

“Nuestra comunidad se caracteriza por el rigor académico, el arduo trabajo, el compañerismo, el fortalecimiento de valores personales y la experiencia cultural que significa la diversidad de orígenes de nuestros estudiantes y docentes”, resaltó.

Dijo además que “el respeto a quienes forman la familia Zamorano es un pilar en la gestión diaria de la institución”, y promueve “espacios de diálogo” con los estudiantes, profesores y padres de familia.

“Hoy, como lo ha sido desde nuestros inicios, nuestro interés está en continuar brindando la formación integral y educación de excelente, disciplina y valores que ha caracterizado a Zamorano”, enfatizó la universidad. EFE