Actualizado hace: 7 minutos
Francia
Misa con cascos de protección

Dos meses después de ser devastada por el fuego, Notre Dame acogió ayer su primera misa en condiciones aún muy precarias.

Domingo 16 Junio 2019 | 04:00

 Esta situación obligó a la treintena de participantes a llevar cascos de obra y protección por el riesgo de desprendimientos.

Con esa estampa tan poco habitual comenzó la ceremonia en la capilla de la Virgen, detrás del coro, con una presencia sobre todo de religiosos, entre ellos el arzobispo de París, Michel Aupetit.
Al acto también fue una representación de las personas que trabajan en las obras y de laicos de la diócesis de París; “poca gente porque es muy peligroso”, señaló el embajador encargado de la movilización internacional para Notre Dame, Stanislas de Laboulaye, en un encuentro con prensa española.
“La catedral de Notre Dame nació de la fe de nuestros ancestros (...), y en particular de la ternura de los cristianos hacia la Virgen”, dijo el arzobispo Aupetit en la homilía.
Recordó que antes que nada la catedral es un lugar de culto y que “no hay turistas en Notre Dame”, por lo que el templo “se vendría abajo” sin la presencia divina.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala