Actualizado hace: 2 horas 25 minutos
Katty sobrevivió al terremoto y fue directo a la iglesia

A sus 20 años, Katty Rezavala tuvo la mayor experiencia de su vida durante el terremoto del 16 de abril.

Viernes 01 Julio 2016 | 08:30

 Ella quedó atrapada durante 56 horas en el edificio Felipe Navarrete, símbolo de la tragedia en Manta.

Luego de su rescate esta joven impulsadora de productos intenta rehacer su vida. Para empezar regresó a la iglesia. 
Recuerda que desde los tres años fue promovida en la iglesia evangélica, pero dejó de asistir por sus múltiples ocupaciones y actividades para mantenerse económicamente, así que luego de la tragedia lo primero que hizo fue volver a la iglesia evangélica Monte de Oración, donde da testimonio de fe y de supervivencia.
De hecho, recuerda que cuando estaba bajo los escombros con muchas de las personas atrapadas cantaba alabanzas al Señor. “La sangre de Cristo tiene poder, tiene poder, tiene poder”, decía en medio del polvo, vidrios y esmaltes regados. “Algunos niños se la aprendieron y la cantaban” señala.
Aún asustada. También intenta rehacer su vida desde el punto de vista emocional, pues ha quedado muy asustada y cuando hay réplicas las situación se pone más grave, incluso debe tomar pastillas para tranquilizarse.
Además, sus visitas a la iglesia Monte de Oración la están ayudando de alguna manera. Ella se encarga de demostrar que sí existe la fe, que es un ejemplo y que Dios la cuida y la protege. 
Aspira luego a conseguir un trabajo para ayudar con los gastos de su casa en la ciudadela El Nuevo Prado, uno de los sectores más deprimidos económicamente de Manta.
Profesión. También quiere estudiar en la universidad. Sabe que este año está perdido, pues le salió la carrera de Comercio Exterior en la universidad de Jipijapa, pero está lejos y no hay dinero para las movilizaciones.
Otro problema es que sufre  de alergias y uno de sus hermanos, que tiene un niño de cuatro meses, necesita muchos pañales.
Uno de los cambios más notorios en ella es su cabellera, pues de la larga y negra que tenía, y con la cual deslumbraba en sus actividades de impulsadora, le ha quedado apenas un corte lacio, el cual se enmarca en su cara. Dice que el cabello se lo cortaron en el hospital debido a que se le había dañado por la gran cantidad de sangre de muchas personas que se había acumulado durante el terremoto. 
Ahora con un nuevo look afronta la vida que, asegura, le ha dado una segunda oportunidad y ella no la quiere desaprovechar.
Su mamá Alexandra Rezavala y sus dos hermanos están muy contentos de que la engreída de la casa saliera con vida de esta prueba. Hasta hacen bromas sobre todo con su fecha de cumpleaños, ya que dice -entre risas- que siempre se celebraba el 15 de diciembre, pero ahora lo ha transferido al 16 de abril, cuando volvió a nacer, menciona.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Temas Relacionados

Sobrevivientes 16A