Actualizado hace: 1 hora 33 minutos
Santo Domingo de los Tsáchilas
Tragedia en un motel: El domingo se recuerda un año de la muerte de siete jóvenes

Un letrero que dice “Apaga tu motor” alerta a los clientes del motel a no dejar encendido sus vehículos.

Viernes 19 Junio 2015 | 09:57

 “Quizá si ese rótulo hubiese existido cuando fueron los chicos, tal vez ellos no hubiesen muerto”, dice Patricio Guillén, papá de Cristian Guillén, uno de los siete jóvenes que falleció en la habitación de un motel ubicado en el baipás Quito-Quevedo, el 21 de junio del 2014. 

Este domingo se cumplirá un año de aquella tragedia.
La causa fue la inhalación de monóxido de carbono que emanó del carro en el que los chicos andaban.
Era un sábado, la noche anterior ellos fueron al establecimiento a seguir festejando la victoria de Ecuador sobre Honduras en el Mundial Brasil 2014.
A las 07h00 aproximadamente los empleados del lugar hallaron sin vida a cinco de los jóvenes, dos de ellos fallecieron después en el hospital Gustavo Domínguez. 
Para Guillén este trágico episodio “pareciera que fue ayer”.
Este sábado 20 de junio, a las 17h00 oficiarán una misa en la Catedral El Buen Pastor en honor a Cristian. 
“Todo mundo te dice que hay que continuar, que Dios te ayuda, que la vida sigue, pero no es así, es algo sumamente difícil. Sólo aquellos que pasamos esto, los que hemos perdido un hijo sabemos lo que es. Poquito a poquito parece que el tiempo es el mejor remedio”, manifestó. 
La foto de Cristian en la sala de la casa de esta familia no permaneció mucho tiempo, la pena fue más grande.
Sus días cambiaron. “Empiezas otra vida, distinta a la de otras familias, estamos aprendiendo a vivir con este dolor”, indica el hombre.
Después del incidente muchos amigos y parientes de Cristian quisieron tener recuerdos de él. “Vinieron y nosotros regalamos sus prendas, sus pertenencias, recuerdos”, menciona. 
La cómoda de la habitación de Sofía Valencia, otra de las víctimas, está intacta, tal como aquel 21 de junio.
Luis Valencia, su padre, dice que él y su esposa decidieron respetar las cosas de su “pequeña”. 
“Cada vez que tratamos de hablar de esto viene la nostalgia, es muy duro, ha sido un año bastante difícil”, afirma.
Asegura que sus vidas han cambiado radicalmente, incluso han recurrido a ayuda espiritual y profesional con psicólogos. “Así hemos tratado de ir afrontando esto”, señala Valencia.
La partida de su hija ha afectado al menor de la casa. Él tiene 12 años y, según Valencia, es callado, aunque en la escuela no ha bajado su rendimiento anímicamente no quiere salir, “sólo quiere pasar encerrado y entretenido en videojuegos y la televisión”, acotó.
La misa del primer año de fallecida de Sofía será el domingo, a las 16h00 en el camposanto Jardines del Edén. 
 Inicialmente la Fiscalía abrió una investigación por presunta negligencia al propietario del establecimiento, pero, según la entidad, se determinó que en el hecho no existen culpables.
“Fueron los mismos jóvenes los que dejaron encendido el carro”, se explicó.
Después de la tragedia el motel fue clausurado por la Intendencia por no tener permisos de funcionamiento.
Guillén manifestó que hicieron un seguimiento del caso en julio y agosto del año pasado, “leí todo el proceso, en realidad no se hizo nada porque ninguno de los padres pusimos alguna denuncia”, indicó.
El hombre asegura que en el local se sigue dando apertura para que los jóvenes entren en grupo y consuman licor.
“Está mal que las personas que están prestando este servicio permitan esto, murieron siete chicos y es como si no ha pasado nada”, enfatiza.
Al consultar sobre el tema, el propietario del motel prefirió no pronunciarse. “No queremos ningún tipo de entrevistas”, dijo mediante vía telefónica.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala