Actualizado hace: 2 horas 1 minuto
Alemania
Muere Lothar Bisky, líder del poscomunismo alemán

El expresidente del partido La Izquierda Lothar Bisky, un histórico del poscomunismo alemán surgido tras la caída del Muro de Berlín, falleció hoy a los 71 años, anunció el líder del grupo parlamentario de esa formación, Gregor Gysi.

Martes 13 Agosto 2013 | 10:14

Bisky presidió entre 1993 y 2000 y luego entre 2003 y 2007 el Partido del Socialismo Democrático (PDS), formación que posteriormente se fusionó con la disidencia socialdemócrata para constituir La Izquierda, a la que también lideró entre 2007 y 2010.

Se le considera, junto a Gysi, el artífice del resurgimiento del poscomunismo tras la disolución de la República Democrática Alemana (RDA), así como de la organización de La Izquierda, aunados con la disidencia socialdemócrata capitaneada por Oskar Lafontaine.
Bisky se retiró de su último cargo político, como eurodiputado de su formación, el pasado marzo por motivos de salud.
Hasta entonces, había representado siempre el papel más conciliador tanto al frente del PDS como de La Izquierda, por su talante tranquilo frente a los más carismáticos, pero también agresivos, Gysi y Lafontaine.
A él se atribuye, en buena parte, que el PDS lograse despegar en la primera etapa de arrinconamiento político tras la caída del Muro, en 1989, y con la reunificación alemana, un año después, hasta hacerse un sitio en el Parlamento federal (Bundestag).
Inicialmente, esta formación no lograba más que escaños por victorias absolutas en algunos distritos del este del país considerados sus bastiones, por quedar a escala de todo el país por debajo del 5 % mínimo para obtener representación parlamentaria.
Con el tiempo logró consolidar posiciones, hasta convertirse en la tercera fuerza en todo el antiguo territorio germano-oriental.
La escisión de los exsocialdemócratas de Lafontaine, quien dimitió abruptamente en 1999 como ministro de Hacienda del canciller Gerhard Schroeder y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), abrió la puerta a la fusión de ambas formaciones y, con ello, su asentamiento como fuerza parlamentaria también en el oeste del país.
Pese a la relativa estabilización en el ámbito parlamentario, La Izquierda sigue sin contar como eventual socio para un gobierno federal, ni con el bloque formado por socialdemócratas y verdes ni menos aún por la coalición de centroderecha de la canciller alemana, Angela Merkel.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala