Actualizado hace: 3 horas
Juegos Olímpicos
Londres vive fiesta deportiva 2012

Una verdadera fiesta es lo que se vive en Londres durante la inaguración de los juegos olímpicos 2012.

Jueves 26 Julio 2012 | 18:06


Fue la reina Isabel II la encargada de recibir a los jefes de Estado, como la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el primer ministro francés, Jean Marc Ayrault, el presidente italiano Giorgio Napolitano o los presidentes ruso y alemán, Dmitry Medvédev y Joachim Gauck.
Ya en el estadio,el recorrido de las 205 delegaciones participantes en la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Londres se hiciera, prácticamente, a la carrera.
Con siete minutos de retraso sobre el horario previsto, a las 22.21 horas de Londres la delegación de Grecia abrió el desfile de los atletas, en un ambiente más frío que en otras ocasiones.
Samoa Americana y Angola fueron los primeros que se salieron de la elegancia del traje para lucir sus traje regionales, mientras que Argentina desfiló en chándal con su abanderada Luciana Aymar (hockey) al frente.
No faltó el que ya es todo un clásico, el desfile de la delegación de Bermudas en bermudas, ni el colorismo de Brasil con Rodrigo Pessoa (hípica) al frente.
Los atletas de Burundi no pasaron desapercibidos con sus trajes de película de Tarzán.
En todo momento los regidores de la ceremonia no hicieron sino apremiar a atletas, técnicos y directivos para que avivaran el paso. Algún directivo acusó la vuelta olímpica a ese ritmo.
Las Islas Cook también brillaron con sus guirnaldas de flores al cuello, mientras que Costa de Marfil se decantó por sus coloridos ropajes tradicionales.
Una de las grandes sorpresas del desfile lo protagonizó la República Checa ya que sus deportistas salieron con bermudas y unas botas de agua azules.
En el puesto 86 y bajo bandera olímpica desfiló Brooklyn Kerlin, mientras que Usain Bolt, abanderado de Jamaica, fue de los más marchosos portando su enseña. Malasia y Mauritania tampoco defraudaron con sus atuendos tradicionales.
El colorido de México, algún sombrero charro incluido, llamó la atención. Y también la guapa Baliya Mansour Al Hamad, abanderada de Qatar, la primera mujer de este país que participa en los Juegos.
Pau Gasol abanderó al equipo español desde sus 2,17 metros de altura. La delegación española salió en el puesto 172, una vez que se recuperó el orden tradicional ya que en los pasados Juegos, en Pekín, se desfiló según el alfabeto mandarín, lo que alteró el orden habitual.
El equipo español recurrió al ya tradicional sombrero, lo que de alguna manera arregló y disipó algunas dudas respecto a la elegancia del traje. El waterpolista Iván Pérez no tuvo ningún problema en ponerse una peluca rosa.
La rapidez del ritmo de desfile y el poco calor que se ofreció desde las gradas, repletas con 62.000 espectadores, hizo que el siempre tedioso paseo de los atletas pareciese más largo de lo habitual, cuando fue todo lo contrario.
Sólo al final, con Estados Unidos, en el puesto 195, con trajes de diseño retro y boina y, claro, con los deportistas de Gran Bretaña, puesto 205 y último, las gradas animaron algo.
Los británicos desfilaron de blanco y oro entre una lluvia de papelillos y con la megafonía a tope.
Al final, algo más de la hora y media prevista, y eso que todos corrieron.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala