Actualizado hace: 3 horas 6 minutos
Colombia
Temen brote de cólera por incesantes lluvias

Varios embalses de Colombia están al límite y uno ha rebosado ya, provocando el desbordamiento del río Sinú por las peores lluvias que se recuerdan en el país, mientras el Gobierno admitió hoy que teme que se pueda presentar un brote de cólera.

Viernes 17 Diciembre 2010 | 11:57

La catastrófica situación que se vive en buena parte del país, donde ya han muerto 271 personas y hay más de dos millones de damnificados, según el reporte oficial más reciente, se complicó todavía más en las últimas horas en el departamento de Córdoba (noroeste).
Allí, el embalse de Urrá se desbocó, causando a su vez el desbordamiento del río Sinú, lo que inundó las viviendas de al menos 2.000 familias en varios municipios y en Montería, la capital del departamento, según el alcalde de esa ciudad, Marcos Pineda.
También en Córdoba, las fuertes lluvias caídas durante la madrugada han provocado el desbordamiento de otro río, el San Jorge, afectando a otras 250 familias.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, visitará hoy el municipio de Lorica, en Córdoba, donde prevé anunciar nuevas medidas en el marco de la emergencia decretada para contrarrestar los efectos de las devastadoras lluvias.
Santos viajará a esa zona en compañía de su familia para solidarizarse con los afectados por el desbordamiento del río Sinú, informó la Presidencia.
Lo sucedido en Urrá podría repetirse en otros nueve embalses del país, en los que se genera el 84 por ciento de la energía que consumen los colombianos, sostiene hoy el diario El Espectador.
En el departamento de Antioquia (noroeste) hay varias represas que ya superaron su capacidad de almacenamiento y lo mismo ocurre con otras en el Valle del Cauca (suroeste) y en el oriente del país.
La situación en las carreteras es igualmente preocupante, con 240 vías con problemas, de las que 24 están "completamente cerradas", indicó a periodistas el ministro de Transporte, Germán Cardona.
Pero, además, las condiciones en las que se hacinan miles de damnificados en improvisados albergues y carpas hacen temer que se pueda presentar un brote de cólera.
"El riesgo de trasmisión de cólera es muy alto" en esos lugares, advirtió hoy el director nacional de Salud Pública, Lenis Urquijo, durante una videoconferencia organizada por el Gobierno para dar a conocer las medidas que se están tomando para hacer frente a la emergencia.
Además de los muertos y damnificados, casi un millón de hectáreas de cultivos han resultado dañadas por las lluvias, así como más de 300.000 viviendas.
Las pérdidas para el comercio exterior rondan los 200 millones de dólares, según el ministro del ramo, Sergio Díaz-Granados, mientras que las globales ascienden a unos 5.000 millones de dólares, de acuerdo con los cálculos del Gobierno.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala