Actualizado hace: 1 hora 43 minutos
Perú
Ponen en duda historia de la banda que presuntamente vendía grasa humana

La historia de una presunta banda criminal que asesinaba gente para extraer grasa humana y ser vendida para fines cosméticos fue puesta en duda por agentes de la policía peruana en el distrito de Monzón, donde se supone que operaba, informó hoy el diario La República.

Lunes 30 Noviembre 2009 | 11:35

Un agente de inteligencia de la región policial en el Alto Huallaga, a la cual pertenece Monzón, declaró al periódico limeño que la denuncia hecha por el jefe de la policía criminal, general Eusebio Félix Murga, el pasado 18 les causó extrañeza porque "como policías sabemos que no es cierto".
"Este es un pueblo donde todo se sabe y así los pobladores no hagan la denuncia del asesinato o desaparición de sus familiares, igual nos enteramos", agregó la fuente cuya identidad no fue revelada.
La denuncia difundida por el jefe policial en Lima, hace dos semanas, señalaba que cuatro hombres habían sido detenidos por presuntamente pertenecer a una banda que podría haber asesinado a hasta 60 personas para comercializar con su grasa.
Los detenidos fueron denunciados por la 57 Fiscalía Provincial Penal de Lima por los delitos de homicidio por lucro y asociación ilícita para delinquir en agravio del Estado.
La acusación se basaba en el homicidio del campesino Abel Matos Aranda cometido en septiembre pasado en el Monzón, una zona de cultivo de la hoja de coca y tránsito de las mafias del narcotráfico.
De inmediato, la policía criminal bautizó a la banda como "Los pishtacos", vocablo proveniente de la palabra quechua "pishtay" que significa "cortar en tiras" y que hace referencia a una agrupación de asesinos a sueldo que forman parte de la leyendas de los Andes peruanos.
Según la fuente de inteligencia policial citada por el matutino, "en el Alto Huallaga en general nunca se ha escuchado hablar de pishtacos".
El agente agregó que los agricultores, que se dedican al narcotráfico en la zona, no necesitan de los pishtacos "para infundir temor porque para eso tienen el apoyo de Sendero (Luminoso) y asesinos a sueldo", en referencia a la aparente alianza que tienen las mafias con los remanentes de esa banda armada.
Por su parte, el comisionado por la paz del Alto Huallaga, Víctor Raúl Ramírez, explicó a La República que los casos de desaparecidos denunciados en esta zona son en realidad abandonos de hogar por problemas familiares y sentimentales.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala