Actualizado hace: 2 horas 52 minutos
Internacionales
Matrimonio de payasos con bebé recorre América en bicicleta

Una familia argentina de payasos que ha recorrido miles de kilómetros en bicicleta desde su país, con rumbo a Canadá, llegó esta semana a Costa Rica con la intención de entretener a los habitantes del país, antes de proseguir su viaje hacia el norte del continente.

Viernes 13 Noviembre 2009 | 15:48

Luciano Caferri viaja en bicicleta junto a su mujer, Fabiana, y el hijo de ambos, de apenas año y medio, en una larga travesía que ellos aseguran es su "estilo de vida" en la que actúan en los diferentes pueblos rurales que se encuentran en el camino.
Caferri indicó en una entrevista hoy con Efe que empezó esta aventura solo en el año 2000, cuando decidió cruzar parte del continente montado en su bicicleta con la intención de viajar y hacer reír a las personas, pero desde este año está realizando la odisea junto su familia.
Para este artista, su modelo de vida surge de "la síntesis de realizar los sueños de uno mismo, de la libertad y de tratar de vivir de una forma distinta, de tener pocas cosas, pero de aprender mucho más".
Su hijo, que apenas dice sus primeras palabras, viaja en un carrito sujeto a la bicicleta de la madre, que incluso cuenta con una especie de "capota" para protegerlo del sol y la lluvia.
"Para que no se sienta extraño cada noche, duerme en la misma carpita" sin importar el sitio donde la familia pase la noche, ya sea en una casa que los acoge o en una estación de bomberos, detalló el padre.
"Empecé el viaje en febrero del 2000 y mi idea era estar en octubre en Bolivia, sí que llegué en octubre, pero del 2001", dijo Caferri, quien explicó que su primera andanza terminó en el 2007 en Costa Rica.
Gracias a su vida de viajero, Caferri ha conocido a mucha gente y confesó que ha podido sobrevivir porque "se ha encontrado con buenas personas que, a pesar de que no tienen nada, te lo dan todo".
"He pasado muchas Navidades, Años nuevos o cumpleaños en cuarteles de bomberos, que son muy generosos y te dan de comer, de dormir y hasta jugamos al fútbol", narró el payaso, quien como buen argentino es amante de este deporte.
Caferri, quien viaja con una bicicleta que le regaló un colombiano después de que la suya fuera robada, explicó que hay trozos del recorrido que los hizo en barco o canoa, como por ejemplo el paso entre Ecuador y Brasil por el río Amazonas.
Una de las anécdotas que arranca sonrisas a este comediante es la que vivió en una comunidad indígena argentina por la que había pasado antes una titiritera, por lo que los habitantes le preguntaron si los muñecos se movían solos o alguien los hacía danzar y saltar.
"Les contesté que no lo sabía, porque no había visto los muñecos, para que quedara en su mente la fantasía de que los títeres tenían vida", afirmó.
El argentino comentó que se financian los viajes a través de los espectáculos que hacen en cada país.
"Con Fe y Aplomo", una actuación mímica, es el nombre del espectáculo que el payaso presentará este viernes en San José.
La idea de esta obra, en la que se interactúa con el público, es recuperar "la inocencia, la ingenuidad,el juego y la fantasía que se han perdido con la televisión", explicó su creador.
Después de Costa Rica, donde planean estar unos dos meses, el objetivo de esta familia es continuar su viaje por Centroamérica y llegar a México, donde pretenden conseguir la visa para entrar en Estados Unidos y Canadá y, de este modo, cruzar todo el continente.
"En el caso de que no podamos, pues ya miraremos si desde México podemos ir en barco hasta Europa para poder seguir con nuestro viaje", apuntó el argentino sin mayor preocupación sobre su futuro.
"Hay gente que viaja por placer meses, un año y luego vuelve a su vida normal, pero para nosotros el viajar es nuestra forma de vida (..) ya que el destino o la meta no es lo importante, sino el viaje en sí mismo".

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala