Actualizado hace: 1 hora 59 minutos
Internacionales
Un comandante mata a 12 personas y hiere a 31 en la base militar más grande de EE UU

Un comandante del Ejército de Tierra de EE UU protagonizó este jueves una matanza en la base militar de Fort Hood, en Texas, en la que perdieron la vida 12 personas y 31 resultaron heridas.

Viernes 06 Noviembre 2009 | 12:04

Las autoridades identificaron al atacante como el comandante Malik Nadal Hasan, de 39 años, quien fue abatido durante el ataque. En un principio se informó de que había muerto, pero fuentes oficiales señalaron después que había sobrevivido y que se encuentra hospitalizado.

Otros dos soldados fueron detenidos como sospechosos, pero poco después fueron puestos en libertad al comprobarse que no estaban implicados.  "Los informes preliminares indican que hubo un solo atacante", afirmaron fuentes militares.

Fuentes militares señalaron que también se investiga el hecho de que el médico nacido en EE.UU., pero de antepasados jordanos, estuviera en posesión de armas cuando no las necesitaba para sus actividades profesionales.

 

Malik Hasan es un psiquiatra experto en trastornos de estrés postraumático que debía partir en los próximos días al frente, a la guerra de Irak o Afganistán, orden por la que estaba "muy disgustado", según reveló la senadora republicana Kay Bailey, de Texas, a la cadena NBC.

Había sido promovido al grado de comandante en mayo de este año.

Disparos indiscriminados

El ataque se produjo a las 13.30 hora local (20.30 hora peninsular española). Hasan, que portaba armas cortas, utilizó dos pistolas, fue abatido tras abrir fuego indiscriminadamente contra varios compañeros en el centro de preparación de la base, que acoge precisamente a los soldados que van a ser enviados al frente en breve. Los soldados esperaban un último reconocimiento médico.

Después se escucharon otros disparos en el teatro de la base, donde iba a celebrarse poco después una ceremonia de graduación.

Al menos dos de los heridos se encontraban en estado crítico.

Clausurada

Los responsables de Fort Hood clausuraron inmediatamente las entradas y salidas de la base, a donde se desplazaron numerosas unidades de emergencia médica y equipos especializados del FBI.

La base de Fort Hood es la más grande de EEUU en el mundo. Alberga a unas 70.000 personas, 42.000 de ellas soldados.

En un principio, la agencia federal descartó que se tratara de un atentado terrorista, aunque se decidió incrementar el nivel de seguridad en todas las bases del país.

La base militar acoge cientos de familias, pero el general Cone aclaró que entre los heridos y fallecidos no hay niños.

"Horrible incidente de violencia"

El presidente, Barack Obama, calificó el suceso de "horrible incidente de violencia". "Ya es duro cuando nuestros soldados pierden la vida en misiones en el exterior, pero es horriblecuando lo hacen en incidentes como éste, en sus propias bases en suelo estadounidense", afirmó.

Desde hace un año, el ejercito estadounidense está sufriendo cifras récord de suicidios y de casos de desórdenes mentales y estrés relacionados con el despliegue de operativos en las guerras de Irak y Afganistán.

La propia base de Fort Hood ha sido escenario en los últimos dos años de varios incidentes violentos, el último de ellos hace tres meses, cuando un soldado mató a otro en una pelea entre militares en casa de uno de ellos.

A mediados del año pasado, un soldado mató a balazos a su teniente y luego se suicidó, y en julio pasado un soldado fue acusado de asesinar a otro compañero de su división, tras regresar de Irak.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala