Actualizado hace: 3 horas 26 minutos
Reacciones
Crece polémica por Nobel de la Paz a Obama

Aunque siguen fluyendo los mensajes de felicitación al presidente de EE.UU., Barack Obama, también crece la polémica en torno a si merecía o no el Nobel de la Paz.

Viernes 09 Octubre 2009 | 19:15

Uno de los primeros en salir al paso de esta controversia fue el mandatario de Costa Rica y Nobel de Paz en 1987, Óscar Arias, quien dijo que aunque "muchos cuestionarán el mérito" de Obama, "en ocasiones, hablar de paz es un logro en sí mismo", por lo que calificó como "visionaria" la decisión de otorgarle el premio.

Según el Instituto Nobel de Noruega, Obama se destacó por sus "esfuerzos extraordinarios por reforzar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos" y porque su visión de un mundo sin armas nucleares "ha estimulado el desarme y las negociaciones para el control de armamento".

Arias fue más allá, al destacar que "no se trata de un premio por alguna acción concreta, sino por haber establecido una (...) política de esperanza que en nueve meses ha contagiado a buena parte de la humanidad" y le pidió a la oposición de EE.UU. que "comprenda la dimensión de las nuevas responsabilidades del presidente Obama".

En el mismo sentido se pronunció el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que aseguró que esto se trata de un merecido reconocimiento a sus esfuerzos en favor de un "mundo más justo, equilibrado y pacífico" y que el galardón demuestra "la esperanza que su liderazgo despierta en todo el planeta".

En lo que parece un mensaje para quienes dicen que a Obama le faltan acciones que sustenten este premio, el gobernante de Yemen, Ali Abdala Saleh, dijo que sus esfuerzos "para llegar a la paz en la región" están detrás de esa decisión.

A esa opinión se sumó el rey Mohamed VI de Marruecos, quien destacó su "compromiso personal, su acción continua y sus esfuerzos sinceros en favor de la paz y la seguridad internacional", como lo demuestra su convocatoria a "una cumbre sobre la seguridad nuclear".

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, destacó que este reconocimiento también es un llamado a los dirigentes a "avanzar hacia el desarme, la no proliferación" y la paz en zonas del planeta donde continúa una gran tensión, como Medio Oriente.

La concesión del Nobel a Obama, en opinión del derrocado mandatario hondureño, Manuel Zelaya, "es un desafío para su país, porque es el que tiene el mayor Ejército y la mayor cantidad de armas en el mundo".

Las críticas al anuncio de hoy fueron lideradas, como era de esperarse, por el régimen cubano, enfrentado desde hace medio siglo con Estados Unidos y con la política que se imparte desde allí.

"No tengo claro cuáles son las bases para el otorgamiento del Premio de la Paz. Supongo que tenga que ver el discurso (de Obama). No obstante, se mantienen las tropas en Irak, se incrementan las tropas y los muertos en Afganistán", declaró el viceministro cubano del Azúcar, Nelson Labrada.

Sin embargo, dicha posición que no es compartida por la oposición cubana, para la que el jefe de la Casa Blanca es un "hombre con vocación de paz".

El gobernante estadounidense "ha tenido la valentía de decir ante la ONU que EE.UU., que ha sido hasta Obama el campeón del unilateralismo, está dispuesto a trabajar por la paz con todo el mundo, y creo que eso definitivamente merece un premio", dijo el disidente Manuel Cuesta Morúa, del grupo Arco Progresista.

Por su parte, el jefe de Estado colombiano, Álvaro Uribe, aseguró que su país estima los esfuerzos de Obama "por lograr un mundo libre de la amenaza nuclear".

Justamente la relación entre EE.UU. y Colombia, que está por firmar un acuerdo que le permitirá a soldados estadounidenses usar bases militares en el país suramericano, volvió a ser criticada hoy en buena parte de Latinoamérica con ocasión del anuncio del Instituto Nobel de Noruega.

Venezuela, el mayor detractor de ese convenio, pidió a Obama, a través de su canciller Nicolás Maduro, que demuestre su compromiso con el "sorpresivo" Nobel que le otorgaron retirando "las bases militares estadounidenses", ya que existe "gran preocupación" "por la continuación del plan de guerra en el conflicto de Colombia".

El premio Nobel de la Paz de 1980, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, manifestó a Efe que espera "que esta designación le refuerce la gobernabilidad, ya que hasta el momento no ha hecho casi nada de lo que se ha propuesto, lo que pone en evidencia que Obama llegó al Gobierno, pero no al poder".

En ese sentido, precisó que el presidente estadounidense "quiso cerrar las cárceles de Guantánamo (Cuba) y Abu Ghraib (Irak) y no pudo, quiso reformar el sistema sanitario de su país y no pudo, pero resulta que quiere instalar siete bases militares en Colombia, lo que es una amenaza y no contribuye a la paz".

"De todas maneras, creo que Obama es una persona de buena voluntad y esperemos, démosle tiempo para ver si es coherente entre lo que dice y lo que hace", finalizó.

La polémica no se quedó en círculos políticos y se trasladó a la gente, que a través de distintos medios de Internet reaccionó al anuncio del Nobel de Paz 2009.

En la red social Twitter, Ahlheid desde Alemania consideró la decisión "ridícula". "Barack Obama gana el Nobel de la Paz. Me preguntó por qué. ¿Reemplazar a Bush? Hasta ahora no ha hecho nada", dijo.

Desde Irán, otro usuario de la red, bromeaba al señalar que si el presidente de EE.UU. merece el premio, "cualquier aspirante a Miss América que dice chorradas (tonterías) sobre la paz mundial" también lo merecería.

Y en Facebook más de 120 personas, en su mayoría españoles, crearon el grupo "Yo me merezco el Nobel de la Paz lo mismo o más que Barack Obama", mientras otras 28 se unieron al grupo "Quitadle el Nobel de la Paz a Obama y dádselo a (el actor estadounidense) David Hasselhoff".

Por el contrario, herbie_herberg escribió en Twitter que "el premio es una prueba de su ética y carácter moral. Obama es una bendición para el pueblo estadounidense".

Opiniones más analíticas y menos viscerales se podían ver en los blogs de publicaciones online de EE.UU. normalmente favorables al presidente demócrata.

"Opino que es enormemente prematuro para Obama recibir ahora este gran tributo, lo que, de alguna forma, rebaja a los anteriores ganadores del Nobel y al trabajo realizado por ellos durante tantos años", escribió el bloguero Michael Russnow, del liberal Huffington Post.

Pero en últimas, como afirmó la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz en 1992, en lo que coinciden tanto estadistas, líderes sociales y gente del común es en que el galardón a Obama lo "compromete a generar nuevos caminos y paradigmas para la paz mundial"

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala