Actualizado hace: 4 horas 41 minutos
ISRAEL
Benedicto XVI ora ante el Muro

Por primera vez en la historia, un Papa ofició una misa al aire libre en Jerusalén, en un día en el que Benedicto XVI oró ante el Muro de las Lamentaciones, donde reafirmó el irrevocable compromiso de reconciliación con los judíos; visitó la Explanada de las Mezquitas y reiteró el apoyo a los cristianos.

Miércoles 13 Mayo 2009 | 21:48

En una jornada que tuvo tres momentos significativos, casi históricos, Benedicto XVI visitó tres lugares santos y venerados por los musulmanes, judíos y cristianos: la mezquita del Domo de la Roca, el Muro de las Lamentaciones y el Cenáculo, donde Jesús celebró la Última Cena. Misa al aire libre Además, celebró una misa en el valle de Josafat, en las faldas del Monte de los Olivos, otro lugar relacionado con la historia de la Salvación. Benedicto XVI también ha sido el primer pontífice en la historia que pisa -descalzo, como es preceptivo en la liturgia musulmana- la mezquita del Domo o cúpula de la Roca, el tercer lugar más sagrado del Islám y desde el que, según la tradición, subió al Cielo el profeta Mahoma. Ante el Gran Mufti (máxima autoridad religiosa musulmana) de Jerusalén, Mohamed Ahmed Husein, el Papa abogó por un "diálogo sincero para construir un mundo de justicia y paz para las generaciones venideras". Desde la Explanada de las Mezquitas, donde se erige el Domo de la Roca, el Papa se trasladó al Muro de las Lamentaciones - el lugar más sagrado para los judíos-, donde rezó durante unos minutos y colocó una petición, como acostumbran a hacer los judíos, en la que pidió por la paz en Tierra Santa y Oriente Medio.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala