El Presidente Guillermo Lasso ha anunciado que desde enero empezará la entrega de créditos a los productores, con el 1 % de interés y con plazos de 30 años, lo cual llena de esperanzas, sobre todo, al sector agropecuario.

En buena hora se ha hecho este anuncio, con el que se cumpliría una promesa de campaña de la que está pendiente gran parte del país.

En el caso específico de Manabí, agricultores, ganaderos y microempresarios atraviesan una situación compleja originada hace cinco años, a raíz del terremoto, extendida desde el año anterior debido a la pandemia, y agudizada por la falta de apoyo estatal.

“El sector productivo necesita recursos, pero también políticas de ayuda”.

Para muchos, la reactivación quedó en papeles, pues no se efectivizaron las líneas de ayuda que se anunciaron tanto desde el Legislativo como desde el Ejecutivo. La serie de requisitos y la centralización dejaron a gran parte de la gente con los planes hechos.

Ahora, si se cumple lo que el mandatario ha ofrecido, debería revisar lo que ocurrió antes para no caer en los mismos errores. El sector productivo necesita recursos, pero también políticas de ayuda.

Así mismo, el Gobierno debe trazar muy bien los planes para evitar que lo que hoy se ofrece como apoyo al sector productivo vaya a sectores que no lo requieran.

Editorial de El Diario publicado este domingo 5 de diciembre del 2021 en nuestra edición impresa.