José Acebo fue condenado a trece años de cárcel por llevar una carga  de droga en el tráiler que conducía, informó la Fiscalía.

Él fue detenido hace un año en Montecristi con 181 cajas de atunes con cocaína. En un principio un juez lo declaró inocente al considerar que no tenía ninguna responsabilidad con el hallazgo de la droga porque no sabía lo que transportaba, pero esta semana fue declarado culpable por los jueces del Sexto Tribunal de Garantías Penales de Manabí.

La Fiscalía General del Estado emitió un boletín de prensa donde revela que el alcaloide intentaban enviarlo al exterior camuflado en latas de atún a través de un contenedor.

En el contenedor había 8.670 latas que, en lugar de atún, contenían cocaína. La prueba determinó que la carga pesaba 1,5 toneladas.

El abogado Fernando Narváez defendió al acusado. Él manifestó que su cliente actuó en el transporte de la droga al ser secuestrado y amenazado por varios narcotraficantes.

Él informó que su defendido actuó por un “miedo insuperable”, una figura legal que ocurre cuando una persona es obligada a cometer un delito bajo amenazas de muerte. Pero la Fiscalía no creyó en esa teoría y mantuvo su acusación bajo la hipótesis de que José Acebo sí sabía que transportaba droga.