Sí al empleo juvenil, pero con nuevos puestos



Los estímulos a la creación de plazas de empleo juvenil son adecuados, siempre y cuando no se dé a costa del desempleo de la actual fuerza laboral.

El Presidente de la República, Daniel Noboa, ha enviado a la Asamblea Nacional la Ley Orgánica de Eficiencia Económica y Generación de Empleo, que propone, entre otras cosas, una reducción tributaria para los empleadores que contraten a jóvenes o fomenten el empleo juvenil.

Así mismo, se prevén beneficios tributarios para las empresas que contraten a personas que hayan salido de las cárceles.

Ambas iniciativas son plausibles. Tanto la fuerza laboral joven como la de las personas que pagaron su deuda con la sociedad están subestimadas.

“De nada serviría si esto da lugar a despidos de personas de otros rangos de edad”.

Flexibilizar las obligaciones tributarias para quienes dan trabajo a estos grupos es una medida adecuada y justa que, sin duda, estimulará la contratación de personas y la generación de empleo.

Lo ideal es que se trate de nuevas plazas de trabajo. De nada serviría si esto da lugar a despidos de personas de otros rangos de edad.

Equivaldría, como se dice en el argot popular, a desvestir un santo para desvestir otro, y no representaría ninguna ventaja para la dinamización de la economía y la mejora de las condiciones económicas de las familias.

Editorial de El Diario publicado este miércoles 29 de noviembre del 2023 en nuestra edición impresa.



WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE