De los 105 especialistas del Hospital del IESS Portoviejo, 101 atienden presencialmente desde esta semana.

A partir del lunes esta casa de salud habilitó el sistema presencial para las 39 especialidades con las que cuenta, manteniendo un aforo del 75% de acuerdo a la disposición del COE hospitalario.

El director técnico de hospitalización y ambulatoria, Víctor Hugo Vallejo, recordó que ya había especialidades que atendían presencialmente desde octubre del año pasado. Dijo que los 4 médicos que se mantendrán en telemedicina son vulnerables y en esas especialidades tienen otros médicos en atención presencial.

En el hospital ya se nota el aumento de pacientes que llegan a citas médicas, a realizarse exámenes de laboratorio o de imágenes, o por trámites y derivaciones.

Las carpas ubicadas en el patio lucen llenas en la mañana y en el interior hay más afiliados, aunque se mantiene el aforo.

Vallejo dijo que precisamente por el aforo cada médico atiende a 8 pacientes diarios en las 4 horas de su turno, y las 2 horas restantes hacen visitas a hospitalización e interconsultas. Antes atendían 3 pacientes por hora, 6 horas diarias, explicó.

Los afiliados esperan que la atención se normalice a corto plazo para acceder a una cita, pues la espera ha sido larga en muchos casos, como el de Williams Briones.

Él contó que desde el año pasado intenta conseguir cita en diabetología, pues requiere controles y tomar medicina diariamente, y con el sueldo reducido la situación es apremiante.

Su esposa también ha llamado sin éxito al 140 del call center del IESS para cita en ginecología.

En cambio, María Marcillo tuvo suerte. Dijo que hace un mes consiguió cita en ginecología, pero con un prestador externo, y ayer, tras llamar cuatro días seguidos, logró que la agenden con el mismo médico que la atenderá este viernes para revisar los exámenes que ordenó.

“Antes me ofrecieron cita en los hospitales del IESS de Manta y Sucre, pero decidí esperar porque no puedo viajar”, acotó.

Vallejo indicó que las cirugías programadas se mantienen suspendidas por la restricción de la pandemia y los quirófanos no pasan del 30% de utilización.

“Hay una lista de pacientes en espera (no precisó cuántos), cuando esto se normalice tendremos semanas quirúrgicas”, señaló.

En ese tiempo espera que se cuente con los insumos requeridos, tras el incendio en las bodegas del IESS en mayo.

En el caso de las cirugías de emergencia se realizan, pues todos los turnos tienen cirujanos, salvo las de mayor complejidad que se derivan a prestadores externos, dijo.