El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador examinó este domingo el funcionamiento de sus sistemas de votación, de cara a los comicios generales del próximo 7 de febrero, en un simulacro que incluyó un protocolo para la prevención del contagio del coronavirus SARS-CoV-2.

En el simulacro, las autoridades evaluaron los sistemas de Transmisión y Publicación de Actas y Resultados (Setpar), que incluye el de informática para el Escrutinio y Resultados (SIER); el Sistema Integral de Seguimiento Móvil (Sismov); y el Informático para Conteo Rápido.
El CNE, en un informe sobre el simulacro, remarcó que la evaluación también observó la aplicación del Protocolo para la Prevención de la Propagación de la covid-19, aprobado por el pleno del organismo electoral, conjuntamente con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), encargado de atender la pandemia en el país.
La presidenta del CNE, Diana Atamaint, destacó durante el simulacro el acompañamiento de varias instituciones, de los veedores políticos y de las misiones internacionales de observación electoral.
Atamaint indicó que durante este proceso de simulación de las votaciones se puso a prueba la "templanza" de los funcionarios del CNE y de las 24 delegaciones provinciales, con el objetivo de garantizar el normal desarrollo de los próximos comicios.
Asimismo, remarcó que el Protocolo de Prevención de la covid-19 que se aplicará en la jornada de votación es de "obligatorio cumplimiento" para garantizar el cuidado de los electores.
Por su parte, Juan Zapata, integrante del COE, recalcó la aplicación y puesta en marcha del Protocolo de Bioseguridad que, según recordó, fue desarrollado de forma conjunta con el CNE y la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME).
Zapata informó que también se activó una "Mesa de Seguridad" para vigilar de cerca el proceso en el ámbito de la seguridad ciudadana, por lo que hizo un llamamiento a la población a que acuda a las mesas de votación y ejerza su derecho al sufragio con tranquilidad.
El simulacro de las votaciones efectuado este domingo se desarrolló de forma simultánea en las juntas electorales de las 24 provincias del país y en la Junta Especial del Exterior.
En la jornada simulada de elecciones participaron autoridades y personal del CNE, delegados de las organizaciones políticas, efectivos de la Policía, de las Fuerzas Armadas, operadores del recuento rápido y coordinadores de los colegios de votación, entre otros.
También participaron delegados del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), como observadores electorales.
El simulacro comenzó con la evaluación de los procedimientos para la conformación de la Junta Receptora del Voto (JRV), la verificación del material para cada mesa, los roles de sus integrantes, el procedimiento de sufragio y el procesamiento de las actas de registro electoral.
Asimismo, se evaluó el proceso de transmisión por escáner de las actas de votación y se verificó el cumplimiento estricto de las medidas de bioseguridad, como el uso de mascarilla, el distanciamiento físico entre los votantes, la limpieza de manos, el flujo unidireccional de los votantes, entre otras normas del protocolo sanitario.
Algo más de 13 millones de ecuatorianos están habilitados para votar en los comicios generales del 7 de febrero, para designar al nuevo presidente del país, además de 137 integrantes de la Asamblea Nacional (Legislativo) y 5 parlamentarios andinos. EFE