Actualizado hace: 5 horas 1 minuto
Editorial
Impartir una esmerada educación en el área rural

Una de las causas de migración del campo a los centros urbanos de Ecuador, especialmente Guayaquil, Quito, capitales de provincias y ciudades populosas, es la educación que se imparte en las escuelas rurales que tienen el carácter de unidocentes.

Lunes 24 Noviembre 2008 | 20:38

Estos planteles, en los que la enseñanza está a cargo de un solo profesor, tienen limitaciones no sólo de personal docente como es obvio entenderlo, sino de infraestructura física, puesto que maestro y alumnos ocupan una misma aula, con el agravante que debe atender varios grados en ese mismo espacio y a la vez, lo que obliga a un excesivo esfuerzo de carácter didáctico sin que se beneficie de manera integral el estudiante. Es necesario recalcar que la metodología pedagógica prevé la atención simultánea de un profesor a varios grados, pero la realidad experimentada, in situ, es que con el tiempo se va deteriorando la responsabilidad del educador; y, con las excepciones que tiene la regla, muchos profesores perdieron las mística de su misión y son meros transeúntes en las comunidades, dado su irregular asistencia debido a que no residen en ellas. Hoy, el ministro de Educación ha emprendido en la tarea no de abolir la escuela unidocente sino de dotarla de más profesores como medio de compensar ese vacío con una nueva propuesta: una nueva generación de maestros preparados profesionalmente y calificados a través de pruebas de rendimiento y práctica y sobre todo en valores para la sagrada misión de educar, de enseñar, no sólo de instruir. La mejor manera de impedir la diáspora del niño campesino, que arrastra irremediablemente a toda la familia a la ciudad, con su secuela negativa de marginalidad, es una autentica educación rural, con la que se puede proyectar el retorno de muchos compatriotas del agro a sus parcelas, quienes, con la ayuda del Estado, reivindicarán no sólo a sus familias sino un reglón productivo del país "La mejor manera de impedir la diáspora del niño campesino"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala