Actualizado hace: 5 horas
URBE
La "Ciudad Perdida" crece
NECESIDADES La ciudadela Colinas de los Ceibos, está en las faldas de dos cerros, sus calles no tienen nombres ni asfalto

Casi nadie sabe donde está ubicada. Ni taxistas ni buseteros pueden dar una ubicación exacta del sector.

Lunes 17 Noviembre 2008 | 17:04

Se trata de la “Ciudad Perdida”, es un sector de Portoviejo que muy pocas personas conocen aunque su nombre oficial es sugerente: ciudadela Colinas de Los Ceibos pero nadie la nombra así. Está ubicada a 5 kilómetros de la zona urbana de Portoviejo, a un costado (200 metros) de la avenida metropolitana Eloy Alfaro de Manabí, vía Portoviejo-Manta. Benigno Sánchez, es uno de los primeros moradores que llegó al sector. Arribó hace 10 años desde Jipijapa y se asentó allí, explicó que muchas personas no conocen a la ciudadela porque está en una zona poco visible: atrás de los silos de la UNA, además luego de los silos a un costado de la carretera todo es una hilera de árboles y maleza que causan que nadie la vea “por eso le pusieron la ciudad perdida” dice. Pero además, se ganó ese nombre porque allí nadie encuentra ningún servicio básico; no tienen agua potable, no hay iluminación nocturna, peor alcantarillado y sólo el día miércoles un sacerdote se anima a darles una misa en la pequeña iglesia de caña de 4 metros de fondo por 3 de ancho. Unión Actualmente allí viven unas 60 familias quienes transitan por polvosas calles, la mayoría, sin forma ni nombres, ahora han decidido unirse en un comité pro mejoras el primer pedido que harán es que les permita abastecerse de agua potable de la tubería madre que va de Portoviejo a Manta y que pasa a pocos metros de sus viviendas. UNA CIUDADELA PRIVADA Los moradores señalan que vivir aquí es caro, pues para tener agua deben comprar a los tanqueros que venden cada tanque en 70 centavos; al día gastan dos “en el centro de Portoviejo nadie gasta 1,40 dólares en agua al día, dijo Patricia Mora, una de las vecinas. Agregó que sólo ellos deben cancelar una carrera de taxi a 3 dólares, “aquí somos aniñados, vivimos en una ciudadela privada…, privada de todos los servicios”, dijo mientras suelta una carcajada para entretener a la pobreza que la agobia en su casa de caña. Norma Pin en cambio dijo que ellos utilizan taxis porque los buses no llegan al sector aunque ahora la línea 3 de la cooperativa Ciudad de Portoviejo extendió su recorrido desde La Piñonada hasta Repaca, ellos se quedan en medio y desde allí caminan 20 minutos por una calle que más parece callejón, los estudiantes deben salir de sus casas a las 06h00 si quieren llegar a tiempo a las escuelas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala