Actualizado hace: 29 minutos
CONVENIO
El FOL se retirará en un año
PISTA En la pista del aeropuerto Eloy Alfaro permanecen los aviones norteamericanos. Al menos uno por día sale en misión de rastreo contra el narcotráfico

El mantense Wiltor Pacheco encontró en el Puesto de Operaciones Avanzadas (FOL) de Estados Unidos, en Manta, la oportunidad para trabajar como bombero.

Miércoles 12 Noviembre 2008 | 20:05

Lo sometieron a una rigurosa selección, que incluyó pruebas de inglés. Antes había sido bombero en el cuartel central de Manta. No sabe qué pasará después. En noviembre del próximo año vence el convenio que se firmó en 1999 para el establecimiento de ese puesto en la base aérea Eloy Alfaro de Manta. Se quedará sin trabajo. “Sería magnífico que se quedaran en Manta”, comentó. Es uno de los ecuatorianos que prestan servicios en ese enclave militar estadounidense, cuya presencia en el país ha sido el centro de una polémica. Para unos, el FOL es un importante puesto para el control del narcotráfico en la región. Para otros es un puesto de intervención armada norteamericana en el sur del continente. Se le atribuyen desde el espionaje en el país hasta el bombardeo a un puesto de la FARC en territorio ecuatoriano, pasando por el hundimiento de barcos pesqueros ecuatorianos. Se asegura que ha inmerso a Ecuador en la pelea contra el terrorismo en Colombia. “La Defensoría del Pueblo, la Fiscalía y el nuevo alcalde de Manta deberían exigir el resarcimiento de años y perjuicios al ejército de Estados Unidos por el hundimiento de 50 barcos pesqueros de bandera ecuatoriana”, mencionó Miguel Morán, del movimiento Tohallí. Dónde irá Lo que ocurrirá después de que termine el contrato es todavía un secreto. No se ha anunciado en qué otro sitio se establecerá el FOL. Se especula que será a Colombia o a Perú, pero no hay nada cierto. “Esperamos que se pueda ir a otra parte o a hacer alguna cosa en otro lugar”, manifestó la embajadora de Estados Unidos en Ecuador, Heather M. Hodges. Lo mismo comentó el comandante Jared Patrick Curtis, quien será el último militar a cargo de ese puesto. Para Curtis, la labor que ellos realizan es sólo de control antidrogas. Cuando han encontrado a emigrantes en barcos con riesgo de hundirse, los han auxiliado. Jaime Jiménez, gerente de ITT, la empresa que brinda servicios al FOL, indicó que el FOL gasta unos 6,5 millones de dólares al año, sin incluir los salarios. Según la Embajada de EE. UU., la operación del cuartel de bomberos cuesta unos 2 millones al año y el mantenimiento del aeropuerto otros 200.000 dólares. Los semisubmarinos y la droga Los norteamericanos aseguran que la movilización de drogas desde países como Colombia no conoce límites. Lo hacen por algunos medios. El vehículo más reciente son los semisubmarinos. Se trata de embarcaciones que no se sumergen del todo y su estructura se desplaza al nivel del agua. Esto dificulta su visualización. Una nave de este tipo puede llegar a costar entre 100.000 y 2'000.000 dólares, dependiendo del equipamiento. Tienen su propios equipos de navegación y pueden desplazarse desde las costas de América del Sur hasta San Diego. Otros medios son las lanchas "go fast", que movilizan el alcaloide a gran velocidad hasta barcos que las esperan en sectores estratégicos; los barcos pesqueros, y hace poco se hallaron submarinos que eran elaborados por partes para ensamblarlos en el mar. Los militares norteamericanos aseguran que la información que ellos manejan se cruza con la de otros FOL ubicados en El Salvador y Curazao. La base central de operaciones es la Fuerza de Tarea Interagencias Conjunta del Sur, JIATF por su siglas en inglés, ubicada en Key West, Florida, Estados Unidos. Cuando un avión nota algo sospechoso, lo reporta a esa central que, a su vez, emite las instrucciones a las naves más cercanas para que intervengan.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala