Actualizado hace: 8 horas 39 minutos
Enrique Delgado Coppiano
Empleo y producción agropecuaria

Uno de los índices que señala el desarrollo de un país es su tasa de empleo de la P.E.A. (Población Económicamente Activa), y que según los sociólogos, si el empleo es elevado, bajan las tasas de conflictividad social, que muchas veces se reflejan en la violencia delictiva.

Sábado 08 Noviembre 2008 | 21:47

Hoy estamos indudablemente viviendo momentos de crisis del empleo en los países más desarrollados, pero el nuestro tiene una ventaja, siempre fuimos buenos abastecedores para el sector alimentario, que basándose en la producción agrícola ha permitido autoabastecernos y también exportar, es decir que si bien habrán algunos productos que puedan disminuir en su demanda internacional, no lo habrá en lo que respecta a las líneas alimentarias, pues cada país tratará de abastecerse, ya produciendo o importando aquello que requiere para el consumo de sus habitantes. Por eso es mayor la ocasión de volver nuestros ojos e inversiones a la madre tierra. Ha llegado la hora de que todo aquello que producimos reciba el irrestricto apoyo del Estado, a través de los créditos del B.N.F. que se está cumpliendo, pero añadiéndole el producir con tecnología, como por ejemplo, capacitando a nuestros finqueros para producir el nivel de sus propias parcelas, abonos orgánicos que nos llevarán con su aplicación a una mayor productividad, más quintales por hectáreas, pues a su vez los productos orgánicos tienen un mayor precio entre los consumidores que los consideran más saludables y alcanzan preferencia en los países industrializados que premian a lo que ellos llaman “sello verde”, producción sin químicos. Otra interesante línea es que el B.N.F. abra créditos a profesionales del agro y a bachilleres técnicos agropecuarios, para que se conviertan en nuevos empresarios que apliquen sus conocimientos y aprovechen el recurso milenario de la tierra fértil que tenemos. Desde México llega la noticia que ellos han reducido su superficie de cultivo de maíz, pues nosotros incrementémosla, pero reglamentando que el sector industrial compre nuestra cosecha totalmente y no puedan importar si no cumplen con este compromiso. Según estadísticas, nuestro desempleo ha aumentado en 4 por ciento de la P.E.A. de la que sólo el 51 por ciento tiene un empleo fijo, el resto es subempleado o desempleado, y todo lo que se haga para utilizar la mano de obra profesional capacitada y la no calificada, será positivo, utilizando los recursos que se pueda en el sector agropecuario que es donde menos cuesta la creación de cada empleo y que es lo que más reclaman los jóvenes que egresan de universidades y colegios, convirtamos al Ecuador en una despensa del mundo, recordando que nuestra nación vivió muchos años con dignidad y tuvimos épocas de bonanza, aún sin petróleo. "Que todo lo que producimos reciba apoyo del Estado"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala