Actualizado hace: 14 minutos
La pobreza discrimina a los jóvenes en la región

La pobreza discrimina a los jóvenes en Latinoamérica, la educación no les ha servido para surgir y desconfían de las instituciones políticas, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). El estudio, cuyo contenido fue difundido hoy en Santiago de Chile por la Cepal, es parte del informe presentado en el marco de la XVIII Cumbre Iberoamericana celebrada esta semana en San Salvador.

Viernes 31 Octubre 2008 | 17:41

Según el análisis, el desempleo juvenil ha disminuido en la región en la última década y la juventud lidera la comprensión y uso de las nuevas tecnologías. No obstante, desconfían de las instituciones políticas, se sienten discriminados por ser pobres y la educación no les ha servido como palanca para la movilidad social, agrega el informe. El informe "Juventud y cohesión social en Iberoamérica: Un modelo para armar", destaca que es "pan de cada día" las brechas que a la larga minan la cohesión social de la juventud latinoamericana. "Los jóvenes tienen más educación y menos empleo; más información, pero menos poder; más consumo simbólico, pero menos consumo material; más expectativas de autonomía, pero más dificultades para formar hogares propios," sostiene. Añade el estudio que un promedio del 69% de los jóvenes de la región dice sentirse discriminado, cifra particularmente alta en la República Dominicana (84%), Ecuador (81%) y Bolivia (79%). Incluso, más del 20% afirma que se siente discriminado por ser pobre. Asimismo, poco más del 35% de los jóvenes en Latinoamérica vive en la pobreza, y otro 11,4% en situación de indigencia, añade el organismo de las Naciones Unidas. Recalca que la educación como palanca de movilidad social "no funciona igual para todos los jóvenes" y que un 10,9% de la juventud se siente discriminada porque no cuenta con suficiente educación. Argumenta que los que tienen menos probabilidades de concluir la enseñanza secundaria son los jóvenes cuyos padres no terminaron la enseñanza formal, los de origen indígena y afrodescendiente, los residentes en zonas rurales y los que gozan de menor bienestar material. Tampoco la juventud latinoamericana confía en terceros, subraya la Cepal. Menos del 20% de los jóvenes cree que se puede confiar en la mayoría de las personas, y en países como Brasil y Nicaragua la desconfianza hacia quienes los rodean es extremadamente alta (95% y 89%, respectivamente). Sin embargo, el estudio de CEPAL tiene visos de optimismo y destaca que el desempleo juvenil bajó durante esta década, y esto beneficia a jóvenes de distintos niveles de ingreso. "El desafío es avanzar en mayor igualdad de logros entre jóvenes de distintos niveles de ingresos familiares, zonas de residencia e identidades étnicas", subraya el informe. Según la Cepal, los jóvenes latinoamericanos son la vanguardia en las comunicaciones y el conocimiento, pero resulta notoria la brecha digital debido a diferencias socio-económicas y educacionales. Sin embargo, "las diferencias por edad, nivel socioeconómico y educación marcan claramente la brecha digital en términos de acceso, intensidad y contextos de uso, lo que podría exacerbar las brechas socio-económicas preexistentes, minando precisamente la cohesión social," advierte.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala