Actualizado hace: 3 horas 9 minutos
Edison Cevallos Moreira | Telefax 05-2636345
Alternativa válida
Edison Cevallos Moreira | Telefax 05-2636345

Novedosa la discrepancia que por la sede del poder Legislativo mantienen una recalcitrante asambleísta centralista nacida bajo las entrañas de los llamados “forajidos” - de esos que hicieron alarde de revivir la hoguera bárbara que encendió El Ejido - y un radical defensor de una distribución equitativa del presupuesto estatal a las provincias, hecho que se da en un escenario provincial donde la comunidad manabita se mantiene indiferente al mismo.

Domingo 18 Mayo 2008 | 21:01

Pudiera ser que el impávido comportamiento de nuestros comprovincianos sobre el tema se deba, en gran medida, a la intrascendente labor que vienen realizando los asambleístas manabitas alineados en la bancada mayoritaria, los mismos que, salvo aquellos que por su formación aportan con criterios jurídicos, los demás están en deuda con aquellos que los eligieron; de tal suerte que cualquier motivación que tardíamente les nazca deberá ser muy notable para recuperar su estado de morosidad frente a la población regional. De otro lado, resulta válido el criterio - con el que muchos coinciden - de que si es que el nuevo Estado que esta mayoría, exageradamente disciplinada con el criterio de su emperador, realmente aceptara democráticamente este tipo de propuesta, de cambiar la sede del poder Legislativo fuera de la capital de la República, Manabí sería por derecho una opción preferente para este cambio, pero no en las actuales instalaciones donde desenvuelve sus actividades ese ente que a diario arrasa con todo principio constitucional, conculcando derechos fundamentales del hombre. El local pareciera que hubiere sido cuidadosamente escogido y diseñado casualmente para este tipo de atropellos, lejos del libre acceso popular donde el pueblo pueda en libertad manifestar sus anhelos y satisfacciones a un cuerpo Legislativo que permita y debata las inquietudes de sus ciudadanos. Verdadero fortín al estilo de la Alemania nazi, donde vía mandatos se está aniquilando como consigna a la población de clase media y al ente empresarial, generando una tasa de desempleo con un resultado social impredecible. Que se dé paso a esta iniciativa, pero diseñando un local apropiado en cualquiera de las poblaciones de nuestra región, donde los escogidos para elaborar los cambios vía leyes que requiere esta angustiada población, debatan sus tesis en entera libertad, con criterio propio, manteniendo una unidad de grupo sin públicas imposiciones como se ve hasta ahora y que es la verdadera causa para que muchos asambleístas hayan defraudado a quienes sí creyeron en ellos, en una personalidad que no se ve. En este orden hay que salvar a aquellos que emergen con personalidad, rebeldía y manteniendo vigente siempre su gallardo temperamento. Esos están plenamente identificados.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala