Actualizado hace: 55 minutos
Ramón Díaz: será un "partido complicado"

Ramón Díaz, entrenador del argentino San Lorenzo, admitió hoy que será "complicado" el partido de este jueves ante el ecuatoriano Liga de Quito, en el primer capítulo de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Liga "tiene un buen manejo de la pelota con dos jugadores que van bien arriba, sumado a (Damián) Manso, que trata bien la pelota", aseguró el preparador, aunque indicó que confía en sus futbolistas porque "saben cómo jugar" en circunstancias decisivas.

Miércoles 14 Mayo 2008 | 14:40

Díaz recordó en una rueda de prensa su experiencia como entrenador campeón de la Libertadores con River Plate en 1996 y destacó que sabe "cómo mentalizar al equipo y a los muchachos para este tipo de partidos". "A pesar de las ausencias, San Lorenzo está bien", comentó el preparador al referirse a las bajas de los defensas Jonathan Bottinelli y Sebastián Méndez y del centrocampista Diego Rivero. Tras indicar que el club no contratará al defensa central Mauricio Romero, del Morelia mexicano, para esta fase, dijo: "no estoy preocupado porque no lleguen refuerzos, porque los jugadores que están hicieron méritos para jugar y estoy muy contento con el equipo". "Hay que estar agradecidos a estos jugadores por todo lo que están dando por el club", agregó. Repitió Díaz su interés en que los hinchas de San Lorenzo "llenen" el estadio "Nuevo Gasómetro" en el partido contra Liga de Quito y afirmó que "la gente va a acompañar como lo hizo hasta ahora e incluso va a venir con mucho entusiasmo". "Espero que los hinchas tengan la ilusión de ganar, que se queden tranquilos que vamos a tratar de hacerlo, de lograr el triunfo", insistió. San Lorenzo "tomará las precauciones del caso pero no va a cambiar la manera de jugar ni la agresividad que mostró en los últimos partidos", aseguró el entrenador riojano. "Sabemos todo de ellos y ellos saben todo de nosotros", agregó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala