Actualizado hace: 8 horas 17 minutos
Boca Jrs. impone superioridad y clasifica en Brasil

El Boca Juniors impuso hoy su ley de campeón, de equipo grande que sabe aguantar la presión y definir a su favor cuando es necesario, eliminó al Cruzeiro de la Copa Libertadores con una victoria en Belo Horizonte por 1-2 y se matriculó en los cuartos de final del torneo, que conquistó en 2007. Rodrigo Palacio, a los 36 minutos, y Martín Palermo, a los 43, marcaron los goles del conjunto 'xeneize' en una inspirada noche de Jesús Dátolo, presente con pases precisos en ambas maniobras.

Miércoles 07 Mayo 2008 | 19:26

El Boca Juniors enfrentará en cuartos de final al Atlas mexicano, que anoche despachó al último campeón argentino, el Lanús. Los tantos cayeron como latigazos en la primera mitad e hicieron inútil los sufridos intentos de remontada del Cruzeiro, que necesitaba ganar con una ventaja de dos goles de diferencia para remontar la derrota por 2-1 sufrida la semana pasada en la ida. El guardameta Mauricio Caranta y el poste terminaron con las opciones de un Cruzeiro, que tuvo la puntería demasiado desafinada. El conjunto azul de Belo Horizonte mostró desde el primer minuto que no era el equipo manso que visitó Buenos Aires hace una semana y mostró los dientes en todo momento, pero se estrellaron una y otra vez con la jerarquía futbolística y solidez defensiva del conjunto bonaerense. Charles y Ramires distribuyeron la pelota con rapidez. Las ocasiones de peligro las gestaron Wágner y el boliviano Marcelo Martins Moreno, quien puso en serias dificultades al guardameta Mauricio Caranta con un remate de cabeza a los 20 minutos y, tiempo después, con un tiro cruzado. Los brasileños metieron en su área al Boca, tuvieron el balón casi toda la primera mitad, pero carecieron de claridad y tino para romper la resistencia de los argentinos, que con líneas muy juntas, lento pero preciso trasegar del balón y fulminantes contragolpes, liquidaron al Cruzeiro antes de ir al descanso. En el primero, Dátolo subió la pelota y se la cedió a Rodrigo Palacio. El delantero amagó en la frontal del área y arreó un zapatazo al balón, que voló hasta la escuadra izquierda de Fabio. Dos minutos antes el mismo Palacio había desperdiciado una clara oportunidad al rematar desviado cuando pisaba el área del Cruzeiro. Martín Palermo se encargó de destruir definitivamente las aspiraciones del Cruzeiro y las de los casi 70.000 aficionados que abarrotaron el estadio 'Mineirao', de Belo Horizonte. El nueve 'xeneize' perforó la portería con un contundente remate de cabeza, en otra jugada que comenzó en las botas de Dátolo. A partir de ese momento, el Cruzeiro buscó el gol a la desesperada, todavía con el sueño de marcar cuatro en los últimos 45 minutos, y realizó esfuerzos ímprobos por llegar al arco argentino. Wágner lo consiguió, con un gol acrobático. Despegó del suelo con ambos pies y remató de volea de manera espectacular, para dar nuevas esperanzas a los brasileños, que se convirtieron en un vendaval sobre la portería boquense. Sin embargo, los brasileños se chocaron una y otra vez con Mauricio Caranta, con su mala suerte y, quizás, con la falta de experiencia de su joven elenco. Martins Moreno, goleador de la Copa Libertadores, con ocho tantos, y quien prácticamente ha cedido el trono a sus perseguidores, pudo empatar al cabecear en plancha, pero su remate lo escupió el poste. El Boca se medirá en cuartos de final al Atlas mexicano, que se clasificó el pasado martes tras superar al Lanús argentino.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala