Actualizado hace: 1 hora 17 minutos
PESCA
Ser pescador, todo un trámite
LA POZA Los pescadores artesanales tienen en La Poza el principal punto para el abastecimiento de sus embarcaciones. La playa de Tarqui es en donde se descarga la mayor cantidad de pesca de la costa manabita

Hace una década muchos hombres iban a pescar sin problema alguno. No debían presentar documentos, pedir autorización ni hacer cursos especializados.

Viernes 02 Mayo 2008 | 16:48

Uno de ellos es Jorge Lucas, oriundo de San Mateo. Tenía 12 años de edad cuando su padre lo llevó a la pesca, y ahora, a los 48, es todo un profesional. Él tiene la matrícula de la Capitanía del Puerto y el permiso de la Subsecretaría de Pesca. Aunque no comparte los cursos OMI (de salvamento y rescate en el mar), porque según él, todo se aprende en la práctica, ya participó en dos de ellos. Ahora, Lucas quiere llevar a su hijo a pescar, para que continúe en la actividad de la que vivieron sus ascendientes, pero las autoridades navales no le permiten porque el chico no es mayor de edad. Trabajo infantil Patricio Mora, capitán de Puerto, indicó que ahora sólo los mayores de edad pueden ir a pescar. Con esto se busca evitar el trabajo infantil. Mencionó que el nuevo pescador tiene que formarse como hombre de mar y que todo comienza con un proceso que arranca con el curso OMI básico cuya duración puede ser de una semana o quince días. Para inscribirse en este taller, el interesado debe presentar su libreta militar, cédula y récord policial. Allí aprenderá primeros auxilios, lucha y prevención contra incendios, supervivencia, seguridad personal y responsabilidad social. También hay un curso OMI avanzado para capitanes y patrones de altura con otras temáticas. Luego se solicita la matrícula de pescador en la Capitanía del Puerto que tendrá una validez de cuatro años. Otro de los requisitos es la aprobación de la Subsecretaría de Pesca. Este año, todos los pescadores están en la obligación de tramitar un permiso en la Dirección de Hidrocarburos que busca evitar el tráfico de combustible y distribuir de mejor manera la gasolina artesanal. Modesto Mero, presidente de la Cooperativa de Producción Pesquera Artesanal Alajuela, de Jaramijó, comparte las exigencias de requisitos que hacen las autoridades, pues así se evita que otras personan utilicen esta profesión para actos delictivos. En el tema de los cursos OMI, manifestó que vienen a fortalecer con nuevos conocimientos, ya que las técnicas de pesca han cambiado. Además, los talleres permiten conocer un poco más las especies marinas, lo que no ocurría antes. el azote de la piratería Hace tres meses cerca de las costas de Jaramijó, cinco individuos con escopetas amenazaron a siete pescadores que estaban en dos embarcciones de fibra de vidrio. Los asaltantes, primero lanzaron un disparo al aire y luego los rodearon. Uno de los hampones los insultó y obligó a ponerse boca abajo, mientras los otros robaban los dos motores y los materiales de pesca, para luego darse a la fuga. Entre los perjudicados estaba Fernando Anchundia. Él dice que en muchas ocasiones escuchó hablar de los piratas de mar, pero no le prestó atención. Ahora sabe que son individuos que están dispuestos a matar. Anchundia indicó que la Capitanía del Puerto debe realizar mayores controles, sobre todo en las costas de Jaramijó, Puerto López y San Mateo. Francisco Solórzano PESCADOR "Estoy de acuerdo con los requisitos que nos piden para salir a pescar, pero en la Capitanía deben darnos un mejor trato". Modesto Mero Dirigente pesquero "El pescador es un profesional que debe estar en constante capacitación para mejorar su trabajo".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala