Actualizado hace: 7 horas 23 minutos
PORTOVIEJO
Lo encontraron flotando en un canal de riego
DOLOR El cuerpo quedó tendido sobre la vía hasta que miembros de criminalística realizaban los procedimientos de ley. Se descartó que Oswaldo Bravo Alcívar fue asesinado

Aproximadamente, a las 10h30 de ayer, el cuerpo de un hombre fue encontrado flotando dentro de un canal de riego del sitio Mejía, de la parroquia Picoazá, de Portoviejo. El hallazgo fue realizado por dos niños que caminaban por el lugar.

Martes 29 Abril 2008 | 20:03

Hace una semana atrás, Oswaldo Rafael Bravo Alcívar, compró la moto, color azul, de placas M22081, que junto a su cuerpo fue rescatada ayer, de las aguas del canal de riego conocido como Inabromco. Tenía 12 horas de muerto y su cuerpo empezaba a descomponerse. Las primeras investigaciones determinaron que Bravo Alcívar falleció a consecuencia de un accidente de tránsito. Al parecer la motocicleta en la que regresaba desde Crucita a Portoviejo, fue chocada por la parte posterior y por la fuerza del impacto lanzada hacia el canal. Varias piezas del vehículo quedaron regadas en la vía. Se cree que en el descenso, unos 6 metros, el ahora occiso se golpeó con alguna roca, por lo que, no pudo salir y se ahogó. Presentaba varias heridas en la frente, y una de ellas tenía la característica de un orificio de bala, pero esto fue descartado por miembros de criminalística. Estaba desaparecido La última vez que lo vieron con vida fue, a las 17h30, del domingo, en el balneario de Crucita, indicó Sixto Moreira, amigo. Agregó que Bravo Alcívar salió de su casa, ubicada en el callejón Miguelillo, Ramos Iduarte y Reales Tamarindos, a las 10h00, para estrenar la motocicleta que con tanto esfuerzo había comprado. Como no llegaba ni contestaba el teléfono celular, sus familiares empezaron a preocuparse y no fue hasta ayer, a las 10h30, que se enteraron que el cadáver que encontraron flotando en Mejía, era su pariente desaparecido. Lo reconocieron por la ropa. Escenas de dolor se vivieron en el lugar. Por la demora del fiscal, sus familiares se lanzaron al agua y lo rescataron. Luego de la diligencia de ley, el cadáver fue llevado al cementerio general. Bravo Alcívar, tenía 46 años, trabajaba en el local Tiempo de fiestas María Laura, era soltero y con su sueldo mantenía a su madre.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala