Actualizado hace: 12 minutos
Julio Lenin Hernández Luna
¡No pitemos por gusto!

El ruido violento y estridente nos produce stress, mal carácter en el vehiculo que conducimos, en las casas y en el trabajo con actitudes agresivas permanentes contra todos nuestros semejantes, sin que ellos nos hayan dado motivo alguno.

Lunes 28 Abril 2008 | 22:13

Nuestro cerebro en la parte que capta, procesa y después asimila o rechaza los sonidos, tiene una graduación que sólo soporta hasta ciertos decibeles; pero si esos sonidos exceden esa limitación natural, el cerebro expresa su reacción y repulsa: alterando nuestro comportamiento cotidiano en todo lugar y circunstancia y nos convierte en verdaderas bombas de tiempo y actuamos con torpeza por falta de entendimiento. Es oportuno solicitar a todos los señores asambleístas que en el contenido de la Constitución y de la ley de tránsito, o como la llamen, establezcan medidas severas para quienes nos agreden permanentemente con sus pitos, y a quienes les permiten esos abusos como son la mayoría de los policías de tránsito que soportan a los abusadores choferes profesionales o sportman. Cada ser humano normal debe controlar con inteligencia sus manos y dedos para no presionar el pito cuando en el semáforo aun está la luz amarilla y recién se enciende la luz verde; o si usted ve que hay algún congestionamiento que le impide avanzar, pues pitando usted, en forma desaforada e insistente no va a solucionar esas circunstancias pasajeras, sino que al pitar y pitar va a crear mayor caos; y lo grave es que usted se convierte en la primera víctima lesionando grave y directamente esa parte de su cerebro que rechaza los altos decibeles, pues su pito está a uno o dos metros de su volante, mientras que los otros conductores o a los lados suyo están a cuatro metros o más. Si a ellos les afectan sus pitazos desaforados; a usted, lo afectan muchísimo más. Medite lector en mi mensaje bien intencionado. Transmítalo a sus familiares, amigos, vecinos, compañeros de estudio o de trabajo, para que no piten por gusto.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala