Actualizado hace: 1 hora 36 minutos
Pedro Vincent Bowen | E-mail: pedrovincent@yahoo.com
Orejas de elefante

En la Asamblea Constituyente, se dice y se oye de todo. Pero (el infaltable), hasta ahora no sabíamos que “la Asamblea tiene orejas de elefante”, tal lo dijo Aminta Buenaño en reciente foro realizado por la Cámara de Comercio porteña.

Domingo 27 Abril 2008 | 20:40

Entiendo que las expresiones de Aminta, fueron simplemente para graficar la predisposición que debería tener la Asamblea: escuchar a todos los que piden que se incorpore en la Carta Magna asuntos que favorezcan sus intereses, incluidos el matrimonio homosexual, la tercerización, el aborto o el derecho al orgasmo de las féminas (el único que comparto). Sin embargo, en la práctica, a pocos (o a ninguno mismo) de los pedidos les paran bola en Ciudad Alfaro. Ejemplo: La invocación a Dios, detalle que preocupa a S. M. Rafico I, a tal punto, que la semana pasada se quedó a dormir en Manta (tres noches) tratando de convencer a sus muchachos de que, si el Gran Arquitecto del Universo no es tomado en cuenta en el introito constitucional, se corre el riesgo de que el pueblo ecuatoriano (97% creyente) diga ¡NO! en el referéndum. Al evento estuvo invitado también como estrella principal el presidente de la Asamblea, Albertico, El Saltarín (¿heredero al trono?). Lamentablemente no concurrió. Prefirió irse a Cuenca a comer mote pillo con cuy. En su reemplazo envió al asambleísta Norman Wray (el del pelo suelto), cuya intervención retórica, dogmática y repetitiva hasta el aburrimiento, dejó “más turbados a los asistentes” (según lo admitió él mismo en un alarde de simpleza) ¿Quién es Norman Wray?, preguntábanse unos a otros los de la galería presentes. Por ahí alguien dijo: Es uno de los “forajidos” que amenazó a Lucio con “arrastrarlo como a Alfaro”. Otro sostuvo que es miembro de “Ruptura de los 25” (antiyanqui) integrada también por los asambleístas Ma. Paula Romo, Ma. José De Lucca, Ma. Alexandra Ocles, Tania Hermida, Virgilio Hernández, Amanda Arboleda y Betty Toala. Su finalidad: ¡Convertir al Ecuador en un país sin pobres! Un vecino juró que es un “roquero gótico”, parcero del grupo “Zelestial” ¿protagonista? del incendio de la discoteca “Ultratumba” (Quito) en donde murieron 18 personas. Y, con el fin de que le creyésemos su insólita aseveración, mostró una nota de Wray dirigida al “más allá” que termina así: “… donde se encuentren esos seres de luz (luciferes) caídos en el fuego de la tragedia, mi deseo profundo de que esta música siga alimentando con fuerza su viaje eterno. Larga Vida al Rock.” Sin embargo, todo le hubiésemos pasado por alto a Norman Wray, dado a que cada quien es libre de ser como quiere ser. Más no podemos admitir que en nuestra propia casa nos haya dicho: “El pedido para que Manabí sea la sede del Parlamento, es una novelería”. Tienes razón Aminta: la Asamblea tiene orejas de elefante… ¡sordo!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala