Actualizado hace: 46 minutos
Erwin Valdiviezo S.
El día clave

Ese es justamente hoy, cuando en Montecristi nuestra provincia muestre y pruebe cuánto pesa al entregar a los Constituyentes el “mandato” que en el tiempo pueda graficar si efectivamente fuimos protagonistas en estos tiempos claves de las reformas y la democracia, o si llana y sencillamente quisimos justificar nuestra existencia junto a la Asamblea Constituyente.

Martes 22 Abril 2008 | 20:00

Muchos creemos que la “asamblea de Manabí”, de semanas atrás, fue convocada a destiempo y por esa razón los temas que se abordaron (autonomías, sede legislativa o recursos para organismos seccionales, etc.) no han sido lo suficientemente consensuados, lo que no les da carácter de participativos sino de una relativa representatividad en la persona del prefecto, alcaldes, consejeros y uno que otro representante gremial o institucional; lo que quiere decir que el documento que se entregue es más producto de la “euforia y presión” para que algo diga o proponga Manabí, que el resultado de profundas o sesudas investigaciones o análisis. Por tanto allí hay una marcada diferencia. Pero bien, más allá de que el “mandato” sea bueno o malo, hoy nos toca probar a los manabitas que pesamos o que somos importantes, de tal forma que lo redactado sea tomado en cuenta en el nuevo documento constitucional del Ecuador; caso contrario muchos pensaremos que no se nos incluye porque “despertamos” muy tarde para participar o porque la nueva constitución ya está elaborada (como se comenta) y por tanto ya no puede ser modificada. Ahora, el que la presencia de comprovincianos sea multitudinaria o no hoy en Montecristi para la entrega del documento es irrelevante, porque más que el numérico interesa la calidad y capacidad de nuestros representantes, primero los seccionales (con el prefecto al frente) para que conminen (aun de lo anteriormente anotado) a un análisis profundo de lo que nuestra región quiere y plantea y luego de nuestros asambleístas, que muy aparte de ser de mayoría u oposición deben enarbolar nuestra bandera para demostrar que acá también hay ideas y aporte a lo que será la nueva realidad del país. Incluso hasta para el tema de la unidad manabita es fundamental que lo realizado por la “asamblea provincial” deje algún rédito, pues el no tenerlo es dar razón a quienes no quieren participar de la misma porque creen que no sirve para nada (más que para “discursos”) o que sólo es una reunión de “empleados o cercanos” al prefecto. Claro que para echar por la borda todos esos conceptos es que hoy es un día clave; y si en el tiempo los resultados dicen que las cosas se hicieron bien, muchos tendremos que aceptar que estuvimos equivocados al dudar de lo que pueden lograr nuestros representantes; por lo que, haciendo de “tripas corazón”, con toda sinceridad, queremos que hoy “pesemos” y que nuestro mandato sea tomado en cuenta y, por tanto, incluido en la nueva Constitución o en la reforma del marco institucional del Estado. "Con toda sinceridad, queremos que hoy `pesemos´"
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala