Actualizado hace: 23 minutos
Chávez vendrá en julio para avanzar en refinería

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que su colega venezolano, Hugo Chávez, visitará Ecuador en julio próximo para avanzar en el proyecto de construcción de la llamada refinería del Pacífico. Sin entrar en detalles, Correa dijo en un discurso ante la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, que Chávez vendrá "en los primeros días de julio para poner la primera piedra de la nueva refinería del Pacífico".

Lunes 21 Abril 2008 | 18:14

En agosto pasado, Quito y Caracas suscribieron un memorándum de entendimiento para la formulación y ejecución del Proyecto de Construcción de un Complejo de Refinado en la Provincia de Manabí, al que definen como el más grande del Pacífico. El acuerdo se suscribió entonces entre los presidentes de las petroleras estatales PDVSA, Rafael Ramírez Carreño, y Petroecuador, Carlos Pareja, y en el que actuaron Chávez y Correa como testigos. Según Petroecuador, se trata del complejo más grande de la costa del Pacífico "con una planta de alta conversión, cuya construcción comenzará tras cumplir con requerimientos ambientales, técnicos y financieros, tendrá un volumen de refinado diario de petróleo de 300.000 barriles". El costo de la refinería del Pacífico bordeará los 5.000 millones de dólares. Correa mencionó hoy la visita de Chávez cuando se refería a la importancia de la cooperación latinoamericana, en referencia también al proyecto hidroeléctrico Coca-Codo-Sinclair, en cuya construcción participará Argentina. El proyecto generará 1.500 megavatios y se construirá en alianza entre las estatales ENARSA, de Argentina, y Termopichincha, de Ecuador, que afrontarán el 30 y 70 por ciento de la inversión, respectivamente. El presidente sostuvo que el costo del proyecto Coca-Codo-Sinclair asciende a 1.590 millones de dólares, aunque el ministro de Electricidad, Alecsey Mosquera, dijo a Efe que por la devaluación del dólar, el cálculo ascendió a 2.000 millones de dólares. La ubicación y trazado del proyecto cumple con las condiciones de menor riesgo geológico y vulcanológico, indicó Correa al asegurar que se trata de un "proyecto ecológicamente limpio, con muy pocos efectos negativos sobre el ambiente y que además permite el desarrollo del ecoturismo por las bellezas escénicas existentes". El área del proyecto está constituida por la cuenca del río Coca hasta el sitio Salado (sitio de presa), que cubre una superficie de 3.600 kilómetros cuadros. Según el gobernante, durante la etapa de construcción del proyecto se crearían unos 4.000 empleos directos y 15.000 plazas de trabajo indirecto. Correa añadió que con el proyecto hidroeléctrico Coca-Codo-Sinclair "el país deja de consumir 17 millones de barriles de combustible a un precio promedio de 80 dólares el barril". Con ello, añadió, "se tendría un ahorro de 1.360 millones de dólares al año. Ahorro que se transforma en un excedente de la caja fiscal, debido a las exportaciones petroleras posibles del país, ya que no se quemarían en nuestro parque térmico". Para Correa, el proyecto hidroeléctrico Coca-Codo-Sinclair "es una forma inteligente de sembrar el agua para cosechar energía; es un acto soberano, una siembra de dignidad, de confianza en el futuro; también simboliza una siembra de amistad entre dos pueblos hermanos: el argentino y el ecuatoriano".
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala