Actualizado hace: 31 minutos
Melvyn O. Herrera C. | melvynherrerac@hotmail.com
¡Para mí solito!

¿Quién no ha sonreído al ver en la TV los graciosos “sketch” de Loto, donde al afortunado (a) le “aparecen” los parientes para arrebatarle el billete y exclama: ¡Para mí solito!? Bueno, eso es lo que tiene que gritar mañana, claro y fuerte, todo el pueblo de Montecristi, ya que sus hermanos de Portoviejo y Manta - no digamos los del bicentralismo nacional - como que le quieren arrebatar el Loto que se sacó con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, en la ya emblemática Ciudad Alfaro, donde aplicando algo del sentido común, deben constitucionalmente continuar fraguándose las Leyes del Ecuador.

Lunes 21 Abril 2008 | 19:59

¿Razones?: ¡Ya está hecho!; sólo hay que seguir adecuando un poco más ese imponente rincón de la tierra manaba. Quizás hay que proveerle de otro acceso por la vía a Los Bajos; instalar el mascarón con el rostro de Alfaro en la roca del cerro; ¿Qué más? ¡Si ya funciona, y bien (excepto el voto electrónico), la instalación que fue hecha ex profeso para el cometido! No hay derecho para que sus hermanos “pelucones” – con respecto a él - intenten mantener económicamente postergado, como “ciudad dormitorio”, a su bucólico e histórico hermano cantón; al que, ni aún con la asamblea se le allega una agencia bancaria; apenas un par de cajeros automáticos se instalaron por el evento. Ya se le irrogó a Montecristi perjuicios, hace una década, con la actitud de “deslumbrados” de Manta, los que al instalarse en la vía a La Pila una gran zona franca promovieron otra empresa similar en el puerto, propiedad de banqueros prófugos y sospechosos del asesinato del diputado Jaime Hurtado. ¿Sabían? El bicentralismo copió rápido, y ahora todas las zonas francas ecuatorianas languidecen. Treintena de años atrás, visionarios munícipes de Portoviejo, Montecristi y Manta, suscribieron una Ordenanza tripartita –no derogada- creando el Área Metropolitana Ciudad de Alfaro en toda esta región, a fin de unidos formar un núcleo político/económico de peso, para exigir aspiraciones que aún son vigentes. Es esta la ocasión para revivir ese acierto en beneficio común, con el “eslabón perdido” de unión que por su ubicación geográfica es Montecristi, entre y tan cerca de dos capitales manabitas: Portoviejo, la política, y Manta la económica. Mas: Respetando la historia de cada rincón manabita, Montecristi con ser la cuna de Alfaro, y ahora con el acto político/histórico/ que vive al pie de su cerro, deja chiquita cualquier otra consideración de ese orden. Así que, nada de que “ahí no hay hoteles”, “no hay bibliotecas” y otros fútiles pretextos. ¡Mañana los montecristenses y todos los manabitas, apoyándonos mutuamente, con una sola posición consensuada, treparemos al cerro y haremos escuchar virilmente todos nuestros planteamientos; porque después de esta no habrá otra!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala