Miércoles 23 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 49 minutos
Ecuador prevé construir nueve proyectos hidroeléctricos hasta el 2013

Ecuador prevé construir nueve proyectos hidroeléctricos hasta el 2013

Viernes 21 Marzo 2008 | 11:24

Quito.- El Gobierno de Ecuador anunció hoy que se ha propuesto construir nueve proyectos hidroeléctricos, de mediana y baja potencia, que en conjunto superan los 1.700 megavatios y cuya ejecución se prevé hasta el año 2013, anunció el Ministro de Electricidad, Alecksey Mosquera (foto).

El ministro de Electricidad y Energía Renovable, Alecksey Mosquera, señaló que los nuevos proyectos serán financiados a través del Fondo Ecuatoriano de Inversión en los Sectores Energético e Hidrocarburífero (Feiseh), que se nutre de ingresos petroleros. Mosquera indicó en un comunicado que los proyectos también contribuirán a mejorar la calidad de vida de las comunidades donde se asentarán las plantas. Mencionó la planta hidroeléctrica "Quijos-Baeza", con una potencia de 100 megavatios, que se construirá en la provincia amazónica de Napo; "Río Luis", de 15,5 megavatios en la costera de El Oro; "Buenos Aires", de 980 megavatios en la andina de Imbabura. Asimismo, el proyecto "Minas, Jubones, La Unión", de 285 megavatios, en la zona austral del país; "La Unión", de 84 megavatios entre las provincias de Azuay y El Oro; "Soldados-Yanuncay", de 27,8 megavatios, también en Azuay. El plan hidroeléctrico incluye, además, los proyectos "Jondach", en la provincia de Napo, de 30,6 megavatios; "Llanganates", en la misma jurisdicción, de 27,7 megavatios; y "Mazar-Dudas", en la andina de Cañar, de 22,3 megavatios. Para los nuevos proyectos, el Feiseh desembolsará 224.410.802 dólares y se prevé que, en conjunto, aportarán 1.710 megavatios de potencia energética. De otro lado, Mosquera recordó que otros grandes proyectos ya se encuentran en construcción, como "Coca-Codo-Sinclair", con una potencia de 1.500 megavatios; "Sopladora", de 400 megavatios; "Toachi-Pilatón", de 228 megavatios; y "Ocaña", con una generación de 26 megavatios, entre otros. Igualmente, el ministro aseguró que la ejecución de los proyectos se someterá a una estricta política de "responsabilidad" ambiental y social en los lugares donde se asentarán las plantas. EFE