Actualizado hace: 54 minutos
ROCAFUERTE
Arrollado al cruzar la calle
DOLOR Esther, una de sus hijas se mantiene frente al féretro de su padre tratando de entender la irreparable pérdida que significa la muerte de José Párraga

Regresó hace seis meses desde Guayaquil para estar cerca de seis de sus hijos y continuar su vida. Pero el destino le jugó una mala pasada. José Modesto Párraga Cruzatti falleció la noche del domingo cuando retornaba de visitar a un amigo.

Martes 13 Noviembre 2007 | 22:58

José Modesto fue atropellado por un vehículo cuyo conductor, según los testigos, iba en estado etílico. El hecho ocurrió a pocos metros de la casa donde el ahora occiso vivía con su madre en el sitio El Pueblito de Rocafuerte, a las 20h00 aproximadamente. Los testigos del accidente expresaron a Fanny Párraga, la hija mayor, que su padre caminaba por el lado derecho de la vía Crucita Portoviejo, cuando el vehículo lo impactó en su intento de cruzar la calle. “Dicen que el conductor iba borracho, porque sacó un arma para que no lo detuvieran y fue muy agresivo”, expresó Fanny visiblemente dolida. Dijo además que el conductor se detuvo tras el accidente para retirar el cuerpo de José Modesto, aún con vida, del capó del carro y lo dejó en el piso tirado. Fue en ese momento cuando los amigos de José quisieron atrapar al conductor y éste los amedrentó con una pistola. Tras eso se subió al vehículo y se dio a a la fuga. El automotor, un Fiat color blanco, sufrió daños en su parabrisas y en la parte frontal. José Modesto Párraga Cruzatti era padre de cuatro mujeres y tres varones. Estaba divorciado. Vivía desde hace seis meses en el sitio El Pueblito con su mamá. Anteriormente vivía en Guayaquil con su hija mayor. Se dedicaba a la agricultura.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala