Actualizado hace: 6 horas 16 minutos
MANABÍ
Novenario puede ser un llamado

Las ofertas navideñas que desde septiembre copan las vitrinas de los centros comerciales y almacenes son sólo una muestra de que los seres humanos le dan más valor a lo comercial que a lo espiritual, dice Monseñor Lorenzo Voltolini, quien afirma que las personas deben humanizarse más y compartir con el prójimo.

Lunes 12 Noviembre 2007 | 18:39

Existen muchas maneras de celebrar la pascua, no necesariamente debe primar un regalo costoso para ser aceptado con alegría ese día, si bien la navidad es muy importante desde el punto de vista litúrgico, lo esencial es abordar el verdadero sentimiento del nacimiento de Jesús, expresa Voltolini. La iglesia, a través de las parroquias y la comunidad, todos los años complementa estas celebraciones con nacimientos vivientes en los que participan los niños, los jóvenes y hasta los adultos. “Realmente es hermoso cuado la gente participa de estos actos y comparte espiritualmente esta fiesta universal”, dice. Las procesiones Voltolini aclara que no está en contra de las procesiones, pero explica que las apoyará cuando éstas reflejen un verdadero sentimiento de fe y no sean un simple acto folclórico a la que asista la gente por compromiso o novelería. Las novenas son una oportunidad que tiene la familia para unirse, “aunque deberían hacerlo siempre”, pero es una fecha espiritual ideal para aprender mutuamente de la llegada de Dios. Además se le puede explicar a los más pequeños su significado y enseñarles lo maravillosa que es la Pascua del señor, agrega. Reflexión Voltolini recuerda a los creyentes que la navidad es una fiesta que une al mundo en un solo sentimiento, en una misma celebración, en la que se renuevan las promesas y las esperanzas se hacen realidad. “El nacimiento de un niño siempre es motivo de alegría, mucho más si se trata del hijo de Dios encarnado, el Dios que es tan hombre como cualquiera de nosotros, que sufre y llora, que muere y al que todos conocemos porque siempre nos escucha”, sostiene. LA FAMILIA ES EL MOTOR Realmente desde hace unos años para acá, lo comercial viene sustituyendo todo el sentimiento espiritual que debería tener el ser humano, señala Zoila de Gorozabel, que aún mantiene viva la llama de la fe en su familia. La novena en casa ayuda a unir a la familia. Pero no debe ser sólo esta fecha en la que “nos reunamos para celebrar”, hay tantos niños en las calles y personas adultas que necesitan de todos. ¿Por qué regalar lo que nos sobra?…!si podemos compartir lo poco que tenemos con ellos!..dice Zoila, al tiempo de indicar que la falta de afecto en la familia hace que se le dé más valor a lo material que a la fe. “Cada día los objetos van sustituyendo el amor, la paciencia y el diálogo entre padres e hijos. Abuelos y nietos, hermanos y hermanas. Ahora un regalo vale más que las palabras. En el desván quedaron los consejos y en el olvido las caricias que tanta falta le hacen al ser humano; que cada día se aleja más de Dios y se convierte en un ser superficial y llenó de egoísmo”, expresa. Los padres tenemos responsabilidades que debemos ir asumiendo. La novena es una pauta que nos hace poner en alerta que hay que alimentar el alma y no sólo el cuerpo. Pero la navidad debería celebrarse en el corazón todos los días, afirma Zoila, quién además sostiene que la ausencia de valores en la familia provoca resentimientos y culpas que muchas veces no pueden ser superadas sin ayuda. “Llega diciembre y debemos pensar que lo más importante es reunirse, compartir para celebrar una pascua llena de amor, fe y entrega a un ser que lo dio todo por nosotros”, anota.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala