Actualizado hace: 29 minutos
Alfonso Delgado González | Fax 05-2691670
Bahía y su fecha clásica como cantón
Alfonso Delgado González | Fax 05-2691670

Bahía de Caráquez acaba de celebrar con alborozo y alegría sus 132 años de cantonización. Fue allá un 3 de noviembre de 1875 cuando la ciudad fue elevada a la categoría de cantón, llegando a constituir con el tiempo uno de los más grandes e importantes de Manabí.

Miércoles 07 Noviembre 2007 | 21:37

Ahora es más pequeño por la obligada cercenación al perder territorio por acción de la dictadura militar en el caso de Crucita y por la cantonización de Pedernales, Jama y San Vicente. Pronto se perderá a San Isidro y Charapotó y el cantón Sucre quedaría reducido a Bahía de Caráquez y Leonidas Plaza, llegando a convertirse en uno de los más pequeños. Lo cierto es que el 3 de noviembre es una de las fechas magnas para los bahieños, celebrándosela año a año como la ciudad se lo merece. En esta ocasión hubo de todo, comenzándose con la gran afluencia turística, principalmente con gente venida de Guayaquil. No faltaron los festivales institucionales y públicos, así como la inauguración de varias obras regeneradas que merecían un nuevo toque urbanístico y también con los tradicionales desfiles estudiantiles y el cívico-militar. Cabe destacar además la sesión solemne de la municipalidad, en la que se resaltó la fecha conmemorativa y la acción positiva de quienes, de una u otra manera, han aportado a favor de este sector de la patria. Destacó la condecoración al pabellón municipal en representación de la ciudadanía, por la tesón de ésta a favor del puente entre Bahía de Caráquez y San Vicente. Merece capítulo aparte el convenio firmado con el Ministerio de la vivienda a favor del sistema de agua potable de La Estancilla, por medio del cual la EMAPA estaría en condiciones de mejorar el bombeo, aumentando así la capacidad de suministro de agua no solamente a Bahía de Caráquez, sino también a las demás poblaciones que se benefician del servicio que se da desde esa planta regional. Cabe destacar eso sí, que el problema del sistema no solamente radica en la baja producción del líquido, sino también en la distribución y en lo administrativo, motivos estos por los que, principalmente en Bahía de Caráquez y en San Vicente, el agua llega por cuenta gotas, ya que constantemente la tubería de conducción se rompe, a más que las instalaciones clandestinas sumado a la crisis económica de la empresa, hacen que el servicio sea deficiente y el clamor por agua sea general y permanente. Es decir, que la solución no está solamente en el bombeo, sino en la sumatoria de otros factores. Por todo esto aspiramos a que Bahía de Caráquez continúe celebrando con alborozo y alegría sus próximos aniversarios de cantonización, pero obteniendo para entonces nuevas conquistas hacia el progreso del sector, como deben ser la solución definitiva a dos problemas de siempre: el agua potable y las carreteras de acceso, porque, de qué nos serviría tener un puente con San Vicente, si nuestro desarrollo sería frenado por las deficiencias en esas dos obras vitales, a más del anormal servicio de gabarra que se está dando actualmente. Así que, la municipalidad y las instituciones de apoyo deben insistir y aumentar las presiones para que los organismos responsables actúen pronto y con eficiencia en la solución de todos estos problemas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala