Actualizado hace: 3 horas 17 minutos
Ministro noruego viene a hablar de petróleo

El ministro de Medio Ambiente y Cooperación Internacional de Noruega, Erick Solheim, visitará Quito mañana y el miércoles para dialogar sobre petróleo y ecología con las autoridades de Ecuador, informó hoy la Cancillería ecuatoriana. Solheim también participará en la inauguración de un seminario sobre "Gobernabilidad Manejo de Medio Ambiente y Rentas del Sector Petrolero", que se desarrollará en Quito hasta el jueves próximo, organizado por la Embajada de Noruega en Quito.

Lunes 05 Noviembre 2007 | 19:55

El responsable noruego de Medio Ambiente, que es también parlamentario de su país, prevé reunirse con los ministros ecuatorianos de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa, y de Minas y Petróleos, Galo Chiriboga. Según la Cancillería ecuatoriana, el seminario que inaugurará Solheim, tiene como objetivo intercambiar experiencias e información entre ambos países sobre materia petrolera, así como profundizar en el conocimiento de la gestión de reservas, ingresos petroleros y medioambiente de Ecuador. El seminario es parte del programa "Petróleo para el Desarrollo", que promueve Noruega desde septiembre de 2005 para "ayudar a países en desarrollo a manejar sus propios recursos", agrega el comunicado de la Cancillería ecuatoriana. El petróleo es el principal producto de exportación de Ecuador, cuya venta financia casi el 35 por ciento del presupuesto estatal, pero su explotación es criticada por grupos ambientalistas, que exigen proteger las selvas amazónicas del país andino, donde operan las compañías petroleras. El Gobierno ecuatoriano también ha presentado a la comunidad internacional un proyecto para evitar la explotación del denominado campo Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), a cambio de una compensación por el cuidado del medio ambiente en esa zona de alta biodiversidad. Dicho plan propone mantener bajo tierra el petróleo del campo ITT, situado en una zona vulnerable de la Amazonía, que cuenta con reservas de 920 millones de barriles de petróleo y que podría generar unos 720 millones de dólares anuales, durante sus trece años de vida plena. A cambio, Ecuador pide una compensación de 4.600 millones, el equivalente a cinco dólares por cada barril que no se extraerá, parte del cual se invertiría en un fondo fiduciario destinado a la región donde se encuentra el campo petrolero.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala