Actualizado hace: 8 horas 52 minutos
Nalbandian, consagrado como "mata gigantes"

El buen momento con el que el argentino David Nalbandián ha llegado al final de la temporada ha quedado de nuevo en evidencia con la conquista de París, su segundo éxito consecutivo en un Masters Series, después de triunfar en Madrid, tras superar hoy en la final al español Rafael Nadal, segundo favorito, por 6-4 y 6-0.

Domingo 04 Noviembre 2007 | 13:48

Es la segunda vez que el sudamericano supera al español. Nunca antes habían coincidido y en menos de dos semanas le ha vencido una ocasión tras otra. Y las dos con solvente autoridad. Con la misma superioridad con la que batió, previamente, al número uno del mundo, al suizo Roger Federer. Nunca antes un tenista se había impuesto en dos ocasiones, en un mismo torneo, a los dos primeros del mundo. El arreón de final de curso que el primer tenista argentino en ganar el Masters Series de París ha protagonizado en el 2007 tiene una jugosa recompensa. Además de agigantar su palmarés con dos éxitos de relumbrón -Madrid y París-, de donde hasta ahora sólo sobresalía la Copa Masters de Shanghai del 2005 entre sus seis títulos, puede llegar a tiempo de nuevo a la cita china, de donde parecía excluido hace menos de un mes. El triunfo en el Paris Bercy, en pista dura y bajo techo, reporta un notable impulso clasificatorio a la raqueta de Córdoba. Un fijo en los últimos años entre los ocho primeros, que buscaba el reconocimiento en el torneo de cierre de cada temporada. En el 2007, sin embargo, desde el puesto 21 del ránking, parecía al margen de dicha cita. Pero el que fuera tercer jugador del mundo en marzo de la pasada temporada se convierte ahora en el primer reserva de los ocho elegidos, por encima del español Tommy Robredo. Y dada la precariedad física del estadounidense Andy Roddick, y las últimas dudas del ruso Nikolay Davydenko, David e incluso quizás Tommy pueden tener papeletas para formar parte del elenco de protagonistas. La victoria frente a Nadal en París fue demoledora. Más aún que la de hace dos semanas en Madrid, donde el español cayó en cuartos de final, por 6-1 y 6-2. En 69 minutos el argentino ofreció una exhibición. Cambió el paso del partido cuando quiso. Con empate a cuatro en el primer set, sin ocasiones de rotura para ninguno dio un acelerón. Y se apuntó ocho juegos consecutivos para cerrar el partido. El segundo con un 6-0 en contra del manacorí, un "rosco" que Rafa no encajaba desde la final del Masters Series de Hamburgo, cuando Federer terminó con la racha victoriosa del español sobre tierra y la dejó en 81. Nalbandián ha terminado con el tránsito plácido del español por París, donde había acumulado veinticinco victorias seguidas, incluyendo los tres triunfos seguidos de Roland Garros.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala