Actualizado hace: 6 horas 6 minutos
"Baby Down", una muñeca que llegará a los corazones

Madrid.- Es rubia, con ojos azules, mejillas regordetas y labios rosas, y su fisonomía con las características de un bebé con síndrome de Down hace aun más entrañable a la muñeca "Baby Down" con la que la federación Española Síndrome de Down quiere contribuir a la integración social de este colectivo.

Sábado 03 Noviembre 2007 | 11:44

Esta muñeca es el primer juguete con discapacidad presentado en el mercado. La idea surgió en enero de 2006 gracias a Pedro Luis Cubells, jefe de la fabricante española de juguetes Destoys, y de su "sensibilidad e inquietud" sobre el tema de las discapacidades. "He vivido en países del tercer mundo y he tenido contactos con los colectivos de discapacitados; por eso siempre me ha gustado poder ayudar a las personas a dejar un poco de lado las cosas materiales y dar un poco de sí mismos", dijo Cubells a Efe. El empresario ya produjo otros juguetes de utilidad social para otros países, como el que fue comercializado en estos días en Brasil para fomentar la vacunación infantil; una muñequita que saca la lengua para que el niño o la niña le ponga una gotita de vacuna. Según contó Cubells, "cuando desarrollamos el prototipo de 'Baby Down' y lo presentamos a las empresas, creó mucha expectativa porque el proyecto parecía demasiado impactante". "La idea se vendía por sí sola, pero había muchas dudas en que la sociedad lo aceptara como una cosa normalizada y normal", dijo. Sin embargo, este muñeco "único en el mundo" que salió al mercado este mes, en pocos días ha registrado un éxito inesperado y ha llamado tanto la atención que federaciones de Chile, Venezuela, Guatemala y Brasil se han interesado por él. La compañía tiene como prioridad patentar el juguete en todo el mundo, y ya está estudiando nuevos modelos con algunas funciones añadidas, como la capacidad de cumplir movimientos o emitir sonidos. Según el gerente de la Fundación Down España, Agustín Matías, "Baby Down es un juguete clásico, pero tiene la ventaja de que es doblemente interactivo". "Aunque parezca obvio, muchas veces los niños con discapacidad preguntan por qué no hay un juguete que tenga los ojos como los suyos", asegura. Baby Down precisamente "genera identificación en los propios niños con ese síndrome y al mismo tiempo les normaliza" en la sociedad, ya que, según expertos de la asociación, reflejan que en la realidad "no todos los niños son como la 'Barbie', ni todos tienen la fuerza o la velocidad de sus héroes de miniatura". Otra de sus particularidades, explica Matías, es que "con cada muñeca hay un díptico en el que viene una pequeña y muy sencilla orientación sobre lo que puedes hacer con la muñeca". No sólo son "orientaciones que cualquier niño con cualquier muñeca bebé podría seguir", sino que "son las mismas que se dan a los padres que tienen un bebé con esa discapacidad, de cómo cuidar al pequeño, para empezar a relacionarse con él". Además, este "juguete de integración social" también ayudará a la Federación Española Síndrome de Down, ya que por cada muñeca vendida tres de los casi 36 dólares de su coste irán a la red de 76 asociaciones que representa a las más de 32.000 personas con esa discapacidad en España. De todos los recursos generados por la venta de esos juguetes, la red "intentará que la mayor parte vaya dirigida a los programas de Atención Temprana para los bebés", aseguró Matías, quien señaló que aunque se ha avanzado mucho en cuanto a calidad de vida e integración social de las personas con discapacidades "quedan muchos retos pendientes", como "el fomento de la autonomía". Matías aseguró que "hay grandes posibilidades no sólo en términos de integración", por lo que esta red está buscando "un discurso de normalización y de integración y un mayor conocimiento público", que no se pare con la novedad que "Baby down" supone. EFE
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala