Actualizado hace: 3 horas 34 minutos
A PORTOVIEJO
El arte llegó de Orellana

Desde Orellana a Portoviejo se vino el arte autóctono de la amazonía (ojo, puede decirse amazonia o amazonía, Matías, usted elija). Sucedió con ocasión de las fiestas octubrinas portovejinas y gracias a la embajada que llegó encabezada por la vicepresidenta del municipio orellanense, que es una muy emprendedora manabita, doña Graciela García. Ella trajo al Grupo de Danza de los Empleados del Municipio del cantón Orellana (capital de la provincia del mismo nombre) que se lucieron con sus trajes típicos y sus bailes provenientes de las culturas waorani, shuar y kichwa. En Orellana está el Parque Nacional Yasuní, declarado por la UNESCO, en 1989, como Zona de Reserva de la Biosfera y del Hombre. Un toque de diferencia en la verbena que estuvo lindísima. El programa se inició con la intervención de la alcaldesa: Patricia era una muñequita de fina porcelana toledana de Lladró. ¡Preciosa en su traje de época! Y le siguieron otras reinas y ex reinas y niñas, todas bellas, evocadoras de una época dorada en la que las mujeres lucían sus galas con parasol y trajes largos y unos peinados de fantasía que las muestran más lindas, todavía. Para completar, las ejecuciones al órgano electrónico del pionero de ese instrumento en Manabí, el doctor Hugo Rivadeneira Sión, dieron paso a la aplaudida Big Band del Santo Tomás (que ya es otro ícono de Portoviejo), y a los acordes tropicalísimos de la orquesta de Los Pájaros Rojos.

Lunes 29 Octubre 2007 | 17:58

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala