Viernes 19 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 1 hora 59 minutos
De desfiles y cachiporreras

Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

Foto:
Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

De desfiles y cachiporreras

Domingo 28 Octubre 2007 | 23:32

En la entrega dominical anterior opinamos sobre lo cansino, fastidioso y hasta desesperante que se tornan los desfiles que se realizan en nuestras ciudades en sus días clásicos, cuando por obra, gracia y decisión de sus integrantes, las antes denominadas bandas de guerra dejan, a propósito, un largo espacio por delante - a veces de hasta tres cuadras – para tener tiempo de lucir sus “pintas” interpretando sus ejecuciones sonoras sin la interferencia de otras bandas.

Igualmente, las bastoneras que con elegancia, belleza y destreza hacen malabares con sus cachiporras, aunque éstas son gentiles al mostrar sus atractivos femeninos que destacan por los especiales modelos de los uniformes que visten para el caso. Y no es que esté mal el deseo de sobresalir o de exhibir las cualidades que poseen. Lo discutible y hasta censurable es la manera de hacerlo, subrayo, dirigidos por los instructores que, al parecer, se han quedado en la historia. Porque, si nos fijamos y escuchamos con acuciosidad, las bandas no cambian el ritmo de las marchas que ejecutan, siendo un soplar constante de cornetas, instrumentos que no facilitan la interpretación musical; apenas sirven para una acústica sin mayor control que la fuerza del soplo del ejecutor del mismo, es decir del cornetista, que a veces son niños y niñas empujados a tan exigente labor. Por eso las notas de las bandas se escuchan chillonas, debido a que no todos sus integrantes son de igual capacidad pulmonar o de fuerza en sus mejillas para impulsar el volumen suficiente de aire que facilite emitir a todos el mismo nivel de sonidos. ¿Han observado cómo los llamados “carrillos” de los cornetistas se inflan abundantemente? Claro, es por el gran esfuerzo que demanda soplar las cornetas, instrumento que no permite la variedad de notas que se puede lograr con la trompeta. Por eso la sugerencia del domingo anterior: una transformación gradual de banda marcial a banda musical, consistente en el cambio de instrumentos y de capacitación o educación de los integrantes. La incorporación de trompetas, saxofones y las liras darán a las bandas el complemento para interpretar verdadera música, no solamente la popular y bailable, sino de toda clase, inclusive la marcial, a través de notas ejecutadas con solvencia y con el uso de los instrumentos requeridos. Para ello, y en tiempos de cambios, habrá que retomar la materia de música en los colegios y las escuelas, enseñanza que se mantenía hasta hace pocas décadas en el pensum de estudios oficial, pero que reformistas educadores la erradicaron al igual que a la moral y la cívica, con las consecuencias que ahora lamentamos. Entonces, autoridades y estudiantes deberán, los primeros, buscar los recursos para lograr los instrumentos y el profesor adicional; y los segundos, para poner el empeño de aprender lo que, de ser bien aprovechadas sus cualidades musicales, puede ser una profesión en el futuro inmediato: la de músico.

+ NOTICIAS

La realidad cultural de Manabí

Lenin Macías Cantos | 04:00 E l desarrollo intelectual y artístico en nuestra provincia se debe a personajes de la cultura manabita, que han hecho un jardín de obras literarias y producciones musicales de gran trascendencia. Constan en la historia figuras de gran valía como: Filemón Macías y Joza, Vicente Amador Flor, Gonzalo Vera Santos, José María Egas, Constantino Mendoza, Elías Cedeño Jerves, entre otros prohombres.

El espejo de Chone (1)

Jaime Ugalde Moreira | 04:00 Inicio estas líneas escribiendo en primera persona. Soy un orgulloso exalumno del Instituto Pedagógico Eugenio Espejo, de Chone. En sus aulas me gradué como profesor y me enseñaron a reflexionar y cuestionar.

Juan Seguiche y las tierras de jipijapa (i)

Libertad Regalado E. | 04:00 H oy que surge como prioridad para los distintos gobiernos autónomos, la legalización de sus linderos, es necesario recordar que este problema lo venimos acarreando desde la colonia, nace como un deseo de apoderarse de las mejores tierras para su usufructo, abusando de los indios quienes se veían obligados a tributar por el temor de perder lo poco que les fuera entregado como bienes en tierras pertenecientes a lo que ellos denominaron “El común de Indios”.

La necesidad de un verdadero diálogo

EDITORIAL EL DIARIO | 04:00 A quello es lo que se ha confirmado luego de la realización de marchas en contra y a favor del gobierno, desarrolladas ayer en varias ciudades del país: la necesidad de un amplio, sincero y pronto diálogo para lograr un eficiente entendimiento entre mandantes y gobernantes.

Crucita, un balneario abandonado

Richard A. Bowen Muentes | 04:00 No sabría cuantificar las obras que merece tener Crucita, lo cierto es que ha estado creciendo en población y en ornato de manera desordenada por la pasividad de sus dirigentes locales, del cantón y el descuido de sus autóctonos habitantes; pero también de los migrantes que una vez radicados, no han sabido valorar este hermoso lugar tranquilo y acogedor.

Los 480 de Charapotó

Alfonso Delgado González | 04:00 El próximo domingo Charapotó cumplirá un año más de su fundación española, acontecimiento sucedido un 21 de Septiembre de 1534, es decir, hace 480 años.

¿Qué se debe decir?

Jorge Maldonado F. | 04:00 C uando aparece en cualquier conversación el nombre del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) está asegurada la controversia, porque las opiniones se encuentran divididas entre los que nos mantenemos cercanos a la Institución por dependencia o cualquier otra razón, y quienes sólo miran desde fuera el trabajo del IESS.

La marcha popular de hoy

Editorial | 04:00 Convocada por el Frente Unido de Trabajadores (FUT), en la tarde de hoy se desarrollará una marcha destinada a demandar del gobierno nacional la rectificación de la política social y económica que sigue, que consideran lesiva al bienestar del ecuatoriano.

Portoviejo

Edwin Delgado | 04:00 E n el 2008 se pedía que la sede de la Asamblea Nacional en Montecristi. Se demandaba vientos de cambios.