Jueves 24 Abril 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 horas 7 minutos
De desfiles y cachiporreras

Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

Foto:
Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

De desfiles y cachiporreras

Domingo 28 Octubre 2007 | 23:32

En la entrega dominical anterior opinamos sobre lo cansino, fastidioso y hasta desesperante que se tornan los desfiles que se realizan en nuestras ciudades en sus días clásicos, cuando por obra, gracia y decisión de sus integrantes, las antes denominadas bandas de guerra dejan, a propósito, un largo espacio por delante - a veces de hasta tres cuadras – para tener tiempo de lucir sus “pintas” interpretando sus ejecuciones sonoras sin la interferencia de otras bandas.

Igualmente, las bastoneras que con elegancia, belleza y destreza hacen malabares con sus cachiporras, aunque éstas son gentiles al mostrar sus atractivos femeninos que destacan por los especiales modelos de los uniformes que visten para el caso. Y no es que esté mal el deseo de sobresalir o de exhibir las cualidades que poseen. Lo discutible y hasta censurable es la manera de hacerlo, subrayo, dirigidos por los instructores que, al parecer, se han quedado en la historia. Porque, si nos fijamos y escuchamos con acuciosidad, las bandas no cambian el ritmo de las marchas que ejecutan, siendo un soplar constante de cornetas, instrumentos que no facilitan la interpretación musical; apenas sirven para una acústica sin mayor control que la fuerza del soplo del ejecutor del mismo, es decir del cornetista, que a veces son niños y niñas empujados a tan exigente labor. Por eso las notas de las bandas se escuchan chillonas, debido a que no todos sus integrantes son de igual capacidad pulmonar o de fuerza en sus mejillas para impulsar el volumen suficiente de aire que facilite emitir a todos el mismo nivel de sonidos. ¿Han observado cómo los llamados “carrillos” de los cornetistas se inflan abundantemente? Claro, es por el gran esfuerzo que demanda soplar las cornetas, instrumento que no permite la variedad de notas que se puede lograr con la trompeta. Por eso la sugerencia del domingo anterior: una transformación gradual de banda marcial a banda musical, consistente en el cambio de instrumentos y de capacitación o educación de los integrantes. La incorporación de trompetas, saxofones y las liras darán a las bandas el complemento para interpretar verdadera música, no solamente la popular y bailable, sino de toda clase, inclusive la marcial, a través de notas ejecutadas con solvencia y con el uso de los instrumentos requeridos. Para ello, y en tiempos de cambios, habrá que retomar la materia de música en los colegios y las escuelas, enseñanza que se mantenía hasta hace pocas décadas en el pensum de estudios oficial, pero que reformistas educadores la erradicaron al igual que a la moral y la cívica, con las consecuencias que ahora lamentamos. Entonces, autoridades y estudiantes deberán, los primeros, buscar los recursos para lograr los instrumentos y el profesor adicional; y los segundos, para poner el empeño de aprender lo que, de ser bien aprovechadas sus cualidades musicales, puede ser una profesión en el futuro inmediato: la de músico.

+ NOTICIAS

Lección pos electoral

| 04:00 Diversas interpretaciones se han dado –y seguirán dando- de los comicios del pasado 23 de febrero por los resultados, en razón de la agenda de triunfalismo que tuvieron –así lo aparentaban en público- los que consideraron tener mejor opción, especialmente el movimiento Alianza Pais que confiaba captar todas las primeras dignidades, y también aquellos que manifestaban – y manifiestan- “coincidir” con la Revolución Ciudadana, aunque forman parte de otros movimientos y partidos.

La educación en valores en casa

Por: Sonia Macay López | 04:00 A lguna vez nosotros como padres nos hemos preguntado ¿qué estamos haciendo en casa para evitar tanta agresividad, drogadicción, mal actuar de los adolescentes? Antes de juzgar a los colegios que no hacen nada o que en las instituciones educativas hay pandillas, droga, agresividad (bullying); debemos reconocer que hay mucho libertinaje en los hogares, no hay control de salida y llegada de los adolescentes.

Bilingüismo e interculturalidad

| 04:00 ¿Desde cuándo estos términos se inscriben en la educación ecuatoriana? ¿Acaso desde la Reforma Curricular de 1996, o desde la Ley de Educación del 2011?. Lo cierto es que tanto el bilingüismo como la interculturalidad se vienen dando desde hace muchas décadas y los pioneros en Ecuador han sido personas de nacionalidad kichwa.

Mejor control de accidentes en el puerto

| 04:00 La fuga de gas amoníaco en una embarcación pesquera, acoderada en el puerto de Manta, provocó ayer una tragedia al perecer cinco personas y dejar un número considerable de afectados que inhalaron el químico. Algunos en condiciones graves están siendo atendidos en los centros de salud de la ciudad.

Suicidarse en una moto

| 04:00 Invitado por la extensión universitaria de la Uleam y mi inolvidable exalumna Eneida Loor, en dos o tres oportunidades tuve que trasladarme a El Carmen y permanecer allí un par de semanas.

La apertura de clases

| 04:00 Con el inicio de las matrículas, prácticamente comenzó el período escolar 2014 – 2015 en el régimen Costa.

¡Qué precio tan alto!

| 04:00 T odos quienes mes a mes nos dejamos caer por la Empresa Eléctrica para pagar por el consumo de energía, sabemos que es realmente costoso; para cada familia, la provisión de electricidad es el servicio básico de mayor precio, lo que nos mantiene permanentemente pensando en la forma en que podríamos reducir ese consumo.

Conservar la artesanía popular manabita

EDITORIAL | 04:00 E l lunes de esta semana, El Diario difundió la información de dos hermanas que han dedicado su vida a la elaboración de objetos de barro de tradicional uso popular, principalmente de ollas, jarras y otros artículos que aún se siguen usando, sobre todo en el campo.

Periodismo

| 03:00 Hola amigos. Los nuevos periodistas son nativos digitales, siguen investigando y se comprometen con el optimismo y la honestidad. Por cierto, no son todos. Son pocos. Pero esos pocos fortalecen el futuro del periodismo. En Ecuador ya no nos llaman periodistas a quienes ejercemos el periodismo. Nos llaman comunicadores sociales. Así está en la Ley Orgánica de Comunicación (LOC). A mis 70 años soy un sobreviviente del periodismo. Me inicio en 1962 bajo la guía del maestro Silvio Burbano; también fue mi compañero profesor en el Colegio San José, donde inicié la docencia casi al concluir mis 17 años.