Martes 22 Julio 2014 | ACTUALIZADO HACE: 21 minutos
De desfiles y cachiporreras

Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

Foto:
Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

De desfiles y cachiporreras

Domingo 28 Octubre 2007 | 23:32

En la entrega dominical anterior opinamos sobre lo cansino, fastidioso y hasta desesperante que se tornan los desfiles que se realizan en nuestras ciudades en sus días clásicos, cuando por obra, gracia y decisión de sus integrantes, las antes denominadas bandas de guerra dejan, a propósito, un largo espacio por delante - a veces de hasta tres cuadras – para tener tiempo de lucir sus “pintas” interpretando sus ejecuciones sonoras sin la interferencia de otras bandas.

Igualmente, las bastoneras que con elegancia, belleza y destreza hacen malabares con sus cachiporras, aunque éstas son gentiles al mostrar sus atractivos femeninos que destacan por los especiales modelos de los uniformes que visten para el caso. Y no es que esté mal el deseo de sobresalir o de exhibir las cualidades que poseen. Lo discutible y hasta censurable es la manera de hacerlo, subrayo, dirigidos por los instructores que, al parecer, se han quedado en la historia. Porque, si nos fijamos y escuchamos con acuciosidad, las bandas no cambian el ritmo de las marchas que ejecutan, siendo un soplar constante de cornetas, instrumentos que no facilitan la interpretación musical; apenas sirven para una acústica sin mayor control que la fuerza del soplo del ejecutor del mismo, es decir del cornetista, que a veces son niños y niñas empujados a tan exigente labor. Por eso las notas de las bandas se escuchan chillonas, debido a que no todos sus integrantes son de igual capacidad pulmonar o de fuerza en sus mejillas para impulsar el volumen suficiente de aire que facilite emitir a todos el mismo nivel de sonidos. ¿Han observado cómo los llamados “carrillos” de los cornetistas se inflan abundantemente? Claro, es por el gran esfuerzo que demanda soplar las cornetas, instrumento que no permite la variedad de notas que se puede lograr con la trompeta. Por eso la sugerencia del domingo anterior: una transformación gradual de banda marcial a banda musical, consistente en el cambio de instrumentos y de capacitación o educación de los integrantes. La incorporación de trompetas, saxofones y las liras darán a las bandas el complemento para interpretar verdadera música, no solamente la popular y bailable, sino de toda clase, inclusive la marcial, a través de notas ejecutadas con solvencia y con el uso de los instrumentos requeridos. Para ello, y en tiempos de cambios, habrá que retomar la materia de música en los colegios y las escuelas, enseñanza que se mantenía hasta hace pocas décadas en el pensum de estudios oficial, pero que reformistas educadores la erradicaron al igual que a la moral y la cívica, con las consecuencias que ahora lamentamos. Entonces, autoridades y estudiantes deberán, los primeros, buscar los recursos para lograr los instrumentos y el profesor adicional; y los segundos, para poner el empeño de aprender lo que, de ser bien aprovechadas sus cualidades musicales, puede ser una profesión en el futuro inmediato: la de músico.

+ NOTICIAS

Crimen de lesa cultura

| 04:00 Las sociedades tienen pleno derecho a preservar y fortalecer sus fuentes de cultura; aniquilar o desmantelar aquellas fuentes es condenar a las sociedades al oscurantismo, al atraso y la barbarie. Atentar contra la cultura es ignorar los conocimientos que el hombre ha venido adquiriendo y recopilando a través de todos los estadios históricos por los que ha atravesado; es despreciar la sabiduría, aborrecer la inteligencia y arremeter con animalesca brutalidad contra todas las excelsas manifestaciones del espíritu.

La emergencia del Rodríguez Zambrano

| 04:00 Mediante intervención del gerente encargado de la administración del hospital Rodríguez Zambrano de Manta, ha sido posible sacar a luz graves deficiencias que debilitan la atención del nosocomio, al punto de presentar riesgos para los mismos pacientes que buscan en él sanación a sus dolencias.

El canto a Portoviejo de Vicente Amador Flor

Eudaldo Flor | 04:00 En el año de 1934, el gran Vicente, poeta Cantor de la Ciudad, de su Ciudad; una mañana de Octubre se dirigió a una de las colinas, de Portoviejo, y emocionado al contemplar a la ciudad de sus amores, le envió un saludo con la interjección poética Salve! Salve Ciudad!... y le salió un Canto; que para los que conocen del arte poético, no tiene parangón con todas aquellas inquietudes escritas referidas al tema, Portoviejo.

Presidente, ¿y los 420 millones?

Ignacio Navia | 04:00 El pasado 01 de julio en similar artículo, vuestro servidor dio detalles de lo que sería el mayor perjuicio económico perpetrado en contra de nuestra provincia en lo que va de su historia contemporánea. Alertaba del por qué de las diferencias en las asignaciones vía transferencias al Gobierno Provincial de Manabí versus los gobiernos provinciales de Guayas y Pichincha, además de poner en conocimiento de la opinión pública y del Presidente Correa de quien estoy seguro desconocía o aún desconoce de éste tratamiento discriminatorio cometido por el ministerio de Finanzas de su gobierno en contra de Manabí.

Fiesta de Pedro y Pablo

LENIN MACíAS CANTOS | 04:00 En estos meses con mucho entusiasmo y alegría se están celebrando en nuestro país y particularmente en nuestra provincia las tradicionales fiestas de SAN PEDRO Y SAN PABLO en honor a estos santos muy queridos y respetados por quienes tienen a bien venerarlos.

¡Confianza!

Melvyn O. Herrera C. | 04:00 Entre los sentimientos -incluido el amor- prima uno, la confianza. Por ello preguntémonos: A los seres amados e íntimos, padres, hijos, esposa (o) ¿les damos a guardar nuestro dinero?, ¡no!, ¡pero lo entregamos a desconocidos en la ventanilla de un banco!; lo hacemos por la palabra mágica que titula esta nota. Ella anima también a libremente escoger y sintonizar la radio o canal de TV de nuestra confianza para que nos de las noticias e información en general; igual, metemos la mano al bolsillo y compramos los periódicos o revistas de nuestra confianza, por mucho que los vituperen. Por ello es que cuando se trata de esa intimidad que es el bolsillo -con el poco o mucho dinero que contenga- somos recelosos respecto a lo que de él se trata.

El fenómeno El Niño

Carlos Caicedo Dueñas | 04:00 En 1982-1997-98 se presentó el fenómeno El Niño con mucha fuerza en todo el territorio cantonal de Chone, hubieron serios problemas porque con los torrenciales aguaceros, vientos fuertes y tempestades que pusieron a chicos y grandes entre la espada y la pared y que dejaron como saldo grandes pérdidas, tanto económicas, de animales y humanas, que por una y otra causa perdieron sus vidas.

Circular del Cordicom puede restringir libre expresión

EDITORIAL EL DIARIO | 04:00 El Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información (Cordicom) emitió la semana pasada un circular dirigido a los medios de comunicación, manifestando su preocupación por la forma como algunos medios están informando y generando opinión respecto el proyecto de Código Monetario y Financiero, planteado por el Ejecutivo al Legislativo.

Darnos la mano

Childerico Cevallos Caicedo | 04:00 Para lograr el cambio integral que demanda Portoviejo hay que empezar a fijar la idea de desarraigar ese paternalismo que tanto daño nos está haciendo, porque nos ha puesto en manos caprichosas de la dependencia de quienes actúan como sí entregarán limosnas al no recibir nada a cambio.