Viernes 24 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 39 minutos
DESTACADAS
De desfiles y cachiporreras

Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

Foto:
Childerico Cevallos | E-mail: chcevallos@eldiario.com.ec

De desfiles y cachiporreras

Domingo 28 Octubre 2007 | 23:32

En la entrega dominical anterior opinamos sobre lo cansino, fastidioso y hasta desesperante que se tornan los desfiles que se realizan en nuestras ciudades en sus días clásicos, cuando por obra, gracia y decisión de sus integrantes, las antes denominadas bandas de guerra dejan, a propósito, un largo espacio por delante - a veces de hasta tres cuadras – para tener tiempo de lucir sus “pintas” interpretando sus ejecuciones sonoras sin la interferencia de otras bandas.

Igualmente, las bastoneras que con elegancia, belleza y destreza hacen malabares con sus cachiporras, aunque éstas son gentiles al mostrar sus atractivos femeninos que destacan por los especiales modelos de los uniformes que visten para el caso. Y no es que esté mal el deseo de sobresalir o de exhibir las cualidades que poseen. Lo discutible y hasta censurable es la manera de hacerlo, subrayo, dirigidos por los instructores que, al parecer, se han quedado en la historia. Porque, si nos fijamos y escuchamos con acuciosidad, las bandas no cambian el ritmo de las marchas que ejecutan, siendo un soplar constante de cornetas, instrumentos que no facilitan la interpretación musical; apenas sirven para una acústica sin mayor control que la fuerza del soplo del ejecutor del mismo, es decir del cornetista, que a veces son niños y niñas empujados a tan exigente labor. Por eso las notas de las bandas se escuchan chillonas, debido a que no todos sus integrantes son de igual capacidad pulmonar o de fuerza en sus mejillas para impulsar el volumen suficiente de aire que facilite emitir a todos el mismo nivel de sonidos. ¿Han observado cómo los llamados “carrillos” de los cornetistas se inflan abundantemente? Claro, es por el gran esfuerzo que demanda soplar las cornetas, instrumento que no permite la variedad de notas que se puede lograr con la trompeta. Por eso la sugerencia del domingo anterior: una transformación gradual de banda marcial a banda musical, consistente en el cambio de instrumentos y de capacitación o educación de los integrantes. La incorporación de trompetas, saxofones y las liras darán a las bandas el complemento para interpretar verdadera música, no solamente la popular y bailable, sino de toda clase, inclusive la marcial, a través de notas ejecutadas con solvencia y con el uso de los instrumentos requeridos. Para ello, y en tiempos de cambios, habrá que retomar la materia de música en los colegios y las escuelas, enseñanza que se mantenía hasta hace pocas décadas en el pensum de estudios oficial, pero que reformistas educadores la erradicaron al igual que a la moral y la cívica, con las consecuencias que ahora lamentamos. Entonces, autoridades y estudiantes deberán, los primeros, buscar los recursos para lograr los instrumentos y el profesor adicional; y los segundos, para poner el empeño de aprender lo que, de ser bien aprovechadas sus cualidades musicales, puede ser una profesión en el futuro inmediato: la de músico.

+ NOTICIAS

Juventud Manabita, “factor X”

| 04:00 Roberto Chafar dijo “debemos ver a los jóvenes, no como botellas vacías que hay que llenar, sino como velas que hay que encender”.

Liderazgo empresarial

Francisco Ponce | 04:00 E n términos académicos, líder es aquel que es capaz de percibir aquello que no percibe el común de los humanos, el que dirige u orienta, el que se adelanta a los hechos.

Gobierno intrincado en su laberinto

Roberto Baquerizo | 04:00 E l gobierno está atravesando momentos difíciles. La oposición encuentra motivos para señalar los errores en los que estaría incurriendo. A estos agrego los relativos a los derechos ciudadanos que, aparentemente, la gente humilde y sencilla no los vio violatorios. Añado de que esta y otra, de estamento más afortunado, ha recibido del gobierno: subsidios, bonificaciones, seguridad social incluida atención médica en clínicas y hospitales privados, afiliaciones al IESS de importante segmento de la población, dependencias públicas bien puestas y ordenadas, carreteras de primer orden, nuevas escuelas, reforma educativa, evaluación universitaria, protección a la industria entre otras que constituyen razones de adhesión. Nunca perdió respaldo popular. En las urnas fue imbatible ganando procesos electorales y consultas.

¿Se incrementa el crimen organizado?

EDITORIAL | 03:00 E l asalto a dos vehículos blindados que transportaban dinero en efectivo de un banco nacional a sus sucursales en poblaciones del oriente ecuatoriano, ratifica la presencia de delincuentes preparados para el acometimiento del crimen cada vez con métodos más “profesionales”.

Nanotecnología

Diemen Delgado García | 04:00 Si retrocedemos en el tiempo, en el año 1966 se realiza la película “Viaje alucinante”, que cuenta la travesía de unos científicos a través del cuerpo humano. Los científicos reducen su tamaño al de una partícula y se introducen en el interior del cuerpo de un investigador para destrozar el tumor que le está matando.

Conflictos territoriales

Alexander Zambrano Loor | 04:00 Ante las controversias que mantienen varios sectores de nuestra patria por la delimitación de sus territorios, expongo:

Los movimientos independentistas

| 04:00 A partir de la mitad del siglo XVIII se iniciaron brotes de violencia y protestas en la Real Audiencia de Quito, que fueron cada vez tomando la apariencia de insurgencias, amotinamientos, revueltas que trasnochaban a los administradores españoles.

La histórica cuna de Eloy Alfaro

Editorial | 04:00 Montecristi muestra una mentalidad predispuesta siempre a lograr el desarrollo.

Se requiere nuevos centros forenses

EDITORIAL | 04:00 Conocidos popularmente como morgues, anteriormente funcionaban en varios lugares de la provincia, generalmente dentro de los cementerios; y servían para depositar los cadáveres de quienes sufrían muertes súbitas o violentas, que requerían las autopsias para determinar el motivo de la mente.