Actualizado hace: 5 horas 50 minutos
DE LOS DESFILES
Lo bonito, lo insoportable
BONITO Menos la espera codeja y penjuda entre delegaciones

En las recientemente pasadas celebraciones octubrinas de Portoviejo disfruté de los desfiles del 17 y del 18. Ambos, bien bonitos. En especial el del 18, porque se realizó en una vía ampliotota por donde las delegaciones pudieron discurrir pitukeramente con absoluta comodidad y el público se instaló sin los apretujamientos, roces, empujones y demás, imposibles de evitar cuando las marchas se hacen por las calles portovejeñas ya estrechas para desfiles (y tránsito vehicular, dicho sea de paso, Pozo).

Domingo 28 Octubre 2007 | 21:49

Lo turro, feototote, insoportable, es la distancia. No la que algunos tuvieron que avanzar hasta el lugar del desfile en la vía a Crucita, no. Eso es lo de menos, en realidad. Lo turrísimo es la distancia absurda y el tiempo excesivo que las diferentes delegaciones (colegios, instituciones, especialmente) establecen entre unas y otras: ¿terminó de pasar la representación del colegio tal o el organismo cual? Bien, ahora espérese entre quince minutos y media hora (sin exagerar) a que venga la siguiente. Mientras tanto, la gente, ahí, jeteada, sudorosa, absorta en sus pensamientos, mandando al diablo a quien o quienes permiten (si es que no lo han reglamentado, incluso) que esas distancias se mantengan año tras año. Lo lógico y respetuoso para el público es que, terminando de pasar una delegación, le siga la otra, sin pereke ninguno. Así, los desfiles serían más cortos y más, mucho, muchísimo más agradables. He dicho, Vicho.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala