Actualizado hace: 17 minutos
Maradona cumple una década como ex futbolista

Sin estar seguro de que aquel iba a ser el partido final de su carrera, Diego Maradona hizo su última aparición en un campo de juego como futbolista profesional hace una década, el 25 de octubre de 1997, cinco días antes de cumplir los 37 años, tras 21 temporadas cargadas de éxitos y polémicas.

Miércoles 24 Octubre 2007 | 19:53

"Pelusa" disputó con el Boca Juniors la primera parte del choque clásico de Argentina ante el River Plate en el estadio Monumental, que los boquenses ganaron por 1-2. Pocas horas después, encerrado en su casa, con dolores físicos, acorralado por la droga y sin deseos de volver a entrenarse, dijo "no va más" y cerró una parte de su historia que suma capítulos día a día sin solución de continuidad. A diez años de aquella fecha y superados varios incidentes que lo tuvieron al borde de la muerte, Maradona acaba de jugar esta semana un encuentro de fútbol sala en Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires, ante una multitud que agotó las entradas para verlo otra vez con un balón en los pies. Es que en el mundo del fútbol, el aficionado común y el "asomado" a este deporte por su transcendencia y la fama de sus protagonistas continúan igualmente atraídos por la postal en la que Maradona y la pelota aparecen como si fueran una sola cosa. Aquel partido histórico fue el último que perdió River Plate antes de proclamarse campeón del torneo Apertura"97, frente a un Boca Juniors que, además del mejor futbolista argentino de la historia, contaba en sus filas con un juvenil Juan Román Riquelme y el actual goleador del equipo, Martín Palermo, entre otros. Posiblemente ese resultado haya tranquilizado a Diego a la hora de anunciar su retirada, ya que abundan los que aseguran que, por más que no pudiera levantar las piernas, Maradona habría estirado su carrera un poco más con tal de despedirse con una victoria ante su odiado River. Pero el futbolista estaba presionado por un dopaje positivo que salió a la luz tras un partido anterior al derbi que jugó ante Argentinos Juniors y ya no tenía fuerzas para continuar pese a que contaba con un amparo judicial. Prefirió colgar las botas antes de que volvieran a sancionarlo. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) lo había suspendido, pero Maradona acudió a la justicia, denunció que había un complot en su contra y el juez Claudio Bonadío falló a su favor, aunque dispuso que fuera sometido a controles después de cada encuentro. El 30 de octubre de 1997, día de su cumpleaños, fue la octava vez que Maradona anunciaba su adiós como futbolista, y la definitiva, pese a todas las dudas que hubo al respecto. Fuente: www.lostiempos.com
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala