Actualizado hace: 41 minutos
Jorge Zambrano García
Revolución campesina

Es la única revolución de las tantas anunciadas por gobiernos anteriores fallidos, y este, que se justifica que se la lleve a cabo con plenitud de acciones, para lograr que el campesino que labora en la tierra no abandone el campo; y que se transmita a sus generaciones futuras que esta actividad es la más noble por su sacrificio en horas y días, y que por fin hay y existe un gobierno serio, eficiente, que dedique parte del presupuesto del Estado en darle dedicación los 365 días.

Lunes 22 Octubre 2007 | 20:46

Crédito subsidiado a través del Banco Nacional de Fomento, de cooperativas y asociaciones plenamente establecidas. Asistencia médica con medicamentos y diagnóstico con equipos de tecnología, totalmente gratuita, del Ministerio de Salud y del IESS. Educación primaria, secundaria y profesional a los hijos de los campesinos, en ramas agrícolas, con útiles y atención alimentaria en los establecimientos. Vivienda de construcción tipo rural, con el bono de 3.600 dólares y hasta 25 años plazo, con seguro de desgravamen por muerte e invalidez. Independizar la atención médica del IESS en el campo. Asistencia técnica en capacitación e instrucción en el campo de lo que debe sembrar y criar, que tenga rentabilidad en el mercado local o de exportación. Seguridad ciudadana con el establecimiento de destacamentos policiales en el campo. Si este gobierno comienza este plan revolucionario tendríamos que aceptar que realmente se justifica su llamada revolución ciudadana. Hay que implementar la identificación social del sujeto o ciudadano campesino con una cédula o credencial que sea el documento habilitante para que sea acreedor a estos servicios. Este trabajo deberá realizarlo el Ministerio de Agricultura, contratando una empresa seria, que organice y deje establecido el Instituto Ecuatoriano de Atención al Campesino, con una política de Estado en el tiempo que deberá ser ejecutada por los gobiernos venideros. Hay que impulsar en forma inmediata una verdadera red de caminos carrozables y puentes los 365 días del año, obligándose el Estado, los municipios y los consejos provinciales a realizar parte de esa red.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala