Actualizado hace: 5 minutos
Los encantadores
Los encantadores
Por: Keyla Alarcón
alarcon.tamar@gmail.com

Miércoles 12 Febrero 2020 | 04:00

Apuertas de las elecciones empiezan a aparecer los candidatos de todo tipo, uno tiene para escoger del pésimo al menos malo.

Es posible que por allí alguno se salve, pero está complicado porque lo común es que la gente se incline al reciclaje de los encantadores, como llama Robert Greene en su libro El Arte de la Seducción, a quienes son maestros de la manipulación, a aquellos que en campaña “comprenden tu espíritu, sienten tu pena y se adaptan a tu estado de ánimo”. 
El autor menciona a astutos y brillantes: Benjamin Disraeli (1804-1881), escritor que llegó a ser Primer Ministro del Reino Unido gracias a su amistad con la Reina Victoria de Inglaterra; su estrategia fue apelar a la personalidad de la soberana y el arte de halagar su ego. Otro ejemplo Catalina de Rusia, de origen alemán, quien heredó el trono del zar Pedro III porque entre sus estrategias estuvo “ser más rusa que todos los petimetres de la corte”.  
Aquí en América Latina los populistas Bucarán, Fujimori, Perón y otros encantadores de serpientes; desde inicios del ser humano y con éste la filosofía, la historia relata de manera fascinante como cada cultura y pueblo se rinde, en inocencia o interés –no siempre- a aquellos que desarman con habilidad invaluable, calculan, son pacientes, ejercen de víctimas o corean estribillos sensibles. Y en el país no hay excepción, se dice que en política se puede tostar granizo, los simpáticos, algunos con trayectoria de méritos, otros nuevos, buscan trofeos: hay libaneses más ecuatorianos que el corviche manabita y el mote pillo cuencano y mestizos más nativos que el mismo Arutam y el derecho a la identidad no es problema sino tener la decencia para portar el poncho, el sombrero montubio y la pluma en el copete.  
Siguiendo con los aspirantes, existen aquellos de derecha que se empiezan a inclinar hacia la izquierda y los candidatos oficialistas afectados por la credibilidad de Moreno, además unos que hicieron poca noticia la semana pasada, buscando cuota política a futuro, hispanistas de ultra derecha que están en contra de todos aquellos logros que resultan de haber superado la época medieval y vivir en la modernidad: la izquierda, el progreso, el feminismo, el ambientalismo y otras bondades que trajo la intelectualidad del humanismo y la razón sobre el oscurantismo religioso, éstos resultan poco atrayentes. Cada país tiene los políticos que merece, lo que, en el caso de los últimos años, resulta desolador; el dicho popular de que “el pueblo es sabio” parece desacertado.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: